Una mujer hace el signo de la victoria en una de la colas para recibir la vacuna, ayer, en las inmediaciones de Expocoruña. | // VÍCTOR ECHAVE

Más de 6.700 coruñeses estaban citados, ayer, en el recinto ferial de Expocoruña, para recibir la primera dosis de AstraZeneca en el segundo día de vacunación masiva frente al COVID para ciudadanos de entre 60 y 65 años. Las largas colas volvieron a ser las protagonistas de una jornada en que la ilusión por recibir el ansiado pinchazo venció a los posibles nervios suscitados por la controversia que rodea al suero de la farmacéutica británica, cuyo uso volvió a ser respaldado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), después de reconocer, eso sí, su “ posible vínculo” con ciertos casos de trombosis, que deberán ser incluidos como “efectos secundarios muy raros”. Sanidad acordó anoche vacunar a partir de ahora con AstraZeneca solo a mayores de 60 años.

Antes del dictamen de la EMA y de la decisión de Sanidad, este miércoles a media mañana, Marta Mosquera Pardo, supervisora de Preventiva y coordinadora de uno de los equipos de vacunación, apuntaba que la jornada estaba siendo “bastante tranquila y fluida”. Al igual que sucediera el día anterior, medio centenar de profesionales de Enfermería se rotaban en una veintena de puestos de vacunación y “todos” estaban “funcionando al 100%”, aseguró esta profesional, quien también llamó la atención sobre la gran cantidad de gente que se agolpaba, a esas horas, en la inmediaciones de Expocoruña. “No sé si es porque no se respetan los horarios de citación. Eso, a lo mejor, puede organizar algunas retenciones. Aún así, la vacunación va bastante fluida y la gente viene muy entregada”, remarcó.

Vacunación en Expocoruña de personas nacidas entre 1956 y 1961 LOC

La supervisora de Preventiva recordó que la citación se realiza mediante un SMS, que cada convocado recibe en su móvil, “con la hora marcada” y que, insistió, “es la que tienen que respetar”. Una vez en los accesos del recinto ferial, los ciudadanos con teléfono inteligente (smartphone) “se pueden descargar el código QR que da acceso a su información clínica”. “Si alguien es incapaz de hacerlo, no hay problema. En la entrada, un compañero de administración le echará una mano”, explicó Mosquera Pardo.

En la dos colas formadas para entrar en Expocoruña, el tema del código QR fue, precisamente, uno de los más comentados. De hecho, fueron muchos los que tuvieron que recurrir al personal de administración, e incluso a los efectivos de seguridad, para descargárselo. También suscitó quejas la larga espera en el exterior del recinto. Algunos ciudadanos refirieron que llevaban más de una hora en la cola. Otros aludían a “cierta falta de organización”. “¿En qué fila me tengo que poner?”, era la pregunta más repetida entre los recién llegados.

21

Nacidos entre 1956 y 1961 reciben la vacuna de AstraZeneca en Expocoruña Víctor Echave

En el interior del recinto, todo discurrió con mayor fluidez. Tras el pinchazo, visto y no visto, los consejos se repetían. “Vigilar si hay fiebre, tomar un paracetamol si aparecen molestias y aplicar frío local en el brazo si se percibe algún dolor en la zona de la inyección”, recordó la supervisora de Preventiva, quien insistió en que es “importantísimo” inmunizarse frente al COVID. “Urge que nos vacunemos todos, con lo que sea y cuanto antes. Hay que acudir a la llamada, salvo que no se pueda recibir la inyección por algún motivo excepcional. Cualquier vacuna es buena. Todas lo son”, recalcó Mosquera Pardo, en clara alusión a la polémica suscitada en torno a la vacuna de AstraZeneca, la que se administró ayer en Expocoruña, y la que también recibieron los 2.861 coruñeses que desfilaron, en la tarde del martes, por el recinto ferial. El 79,4% de los convocados, en torno a 3.600, en la primera jornada de vacunación masiva para el grupo de 60 a 65 años. En el Hospital Virxe da Xunqueira de Cee, el otro punto de inmunización para los ciudadanos de esa franja de edad en el área sanitaria coruñesa, el porcentaje de asistencia fue algo menor: de los 360 convocados, acudieron 250, el 69,4%.

La vacuna de AstraZeneca recibe, una vez más, el refrendo de Europa Agencia ATLAS / EP

Hoy serán los ciudadanos de entre 75 y 79 años quienes acudan en masa a Expocoruña, previa citación, para iniciar el proceso de inmunización frente al COVID. En este caso, recibirán la vacuna de Pfizer, que es junto con la de Moderna, la aprobada ahora mismo —a la espera de que lleguen las primeras de Janssen, también autorizada ya por la EMA— para mayores de 65 años, al haberse realizado ensayos clínicos suficientes sobre la eficacia y la ausencia de riesgos en este colectivo. Entre hoy y el domingo, se prevé administrar la primera dosis de ese suero a 18.300 coruñeses de la citada franja de edad.