Al menos unos cuatro millones de trabajadores del sector sanitario en todo el mundo se contagiaron de COVID-19 durante la actual pandemia, señaló ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS), tras indicar que un 90% de los países siguen sufriendo perturbaciones en sus servicios de salud.

El director del departamento de Mano de Obra Sanitaria de la OMS, Jim Campbell, dio esta cifra en rueda de prensa tras presentar los resultados de la segunda encuesta realizada por el organismo para medir cómo ha afectado la pandemia a los servicios de salud de todo el mundo, con datos de 135 países y territorios.

El sondeo muestra que el porcentaje de países afectados en sus servicios de salud se mantiene con respecto a la anterior encuesta realizada por la OMS, en el verano de 2020, aunque ha descendido el nivel de perturbación: si antes la mitad de los servicios estaban afectados, el porcentaje se ha reducido ahora a la tercera parte.