Los contagios de COVID-19 ascienden cada día en Galicia. Si hasta ahora se mantenían a raya por debajo de los 200, con algún repunte puntual, los últimos balances del Sergas ya muestran cifras más gruesas: el miércoles 220, ayer 253. Estos nuevos positivos se concentran, principalmente, en el área sanitaria de Vigo, seguida de la de Pontevedra y la de A Coruña.

Este incremento de los diagnosticados con coronavirus acerca la curva a los 3.000 casos activos. El Sergas informó ayer de 2.939 (+64) infectados, una cifra que no se alcanzaba desde el pasado 12 de marzo.

Dos áreas acaparan el grueso de los nuevos casos activos: Vigo supera los 800 positivos y se mantiene a la cabeza en incidencia, con 823 (+34) enfermos; y A Coruña experimenta un notable crecimiento tras días discretos, pasa a 728 (+29).

Por su parte, el área de Pontevedra y O Salnés ve contenidas hoy sus cifras tras las subidas de las jornada previas: notifica 466 (+5). Cifras inferiores registran Santiago, que experimenta un descenso hasta los 339 pacientes (-11); Ourense que sube mínimamente hasta los 263 (+2); Lugo, que presenta cierta estabilidad con 210 (-1); y Ferrol, a la cola con 110 (+6).

Hospitalizaciones

El aumento paulatino de casos activos de COVID-19 se ha trasladado a la ocupación de camas, con un goteo a lo largo de este mes de abril que ha vuelto superar los 200 ingresos. En las últimas horas se producido un ligero alivio, con una bajada en las hospitalizaciones hasta las 199 (-5), pero lo más probable es que la situación se mantenga estable con pequeñas variaciones diarias.

Del total de ingresados, la mayoría presentan una situación de estabilidad, 156 (-7), mientras que 43 (+2) se encuentran graves. Por áreas sanitarias, la presión aumenta ligeramente A Coruña y Cee, con 54 en planta y 10 (+1) en UCI, y Ourense, con 17 (+1) en planta y 10 (+1) en UCI. Por el contrario, cae en Vigo hasta 29 (-4) pacientes en planta y 8 en UCI.

Con la muerte ayer de dos mujeres de 88 y 87 años, en A Coruña y Pontevedra, son ya 2.382 los fallecidos en Galicia con COVID desde el inicio de la pandemia.