La Xunta y el sector hostelero del ocio nocturno en Galicia han acordado hoy cómo será la prueba piloto para evaluar la reapertura de pubs y discotecas. La prueba se llevará a cabo el 12 de junio en dos discotecas -una con superficie superior a 1.500 metros cuadrados y otra de menor dimensión- y cuatro pubs de ayuntamientos de las cuatro provincias con niveles de restricciones medio-bajos: Pelícano, en A Coruña; Sónar, en Santiago; Anagrama, en Lugo; Pomada, en Pontevedra; Tokyo, en Vigo; y Miudiño, en Ourense. Son dos discotecas -una con superficie superior a 1.500 metros cuadrados y otra de menor dimensión- y en cuatro pubs -uno en cada provincia-.

Estas son las condiciones para evaluar la posible desescalada del sector, que se plantea que sea gradual, dinámica y reversible.

  • Al entrar en las dos discotecas será necesario hacerlo con invitación previa y con una PCR negativa.
  • En todos los locales el uso de la mascarilla será obligatoria.
  • La ocupación no podrá superar el 50 por ciento de su capacidad en el interior y el 75 por ciento en terrazas y espacios al aire libre.
  • Deberá garantizarse la separación mínima de 1,5 metros entre mesas, así como las distancias interpersonales.
  • Los responsables de los locales deberán declarar y exhibir la ocupación máxima, así como llevar un control y un registro de los clientes que tendrán que guardar durante tres meses para poder ser localizados en caso de brotes.
  • También deberán garantizar la correcta ventilación empleando aparatos medidores de CO2.
  • Los establecimientos que participen en la prueba deberán cerrar las puertas a la una de la mañana, límite horario actual para los restaurantes.