Galicia cierra la semana haciendo descender sus casos activos, como ya había ocurrido en las últimas jornadas, pero hoy ve también como bajan los contagios diarios que llevaban varios días al alza. La comunidad pasa de 176 infectados el viernes a 126 el sábado, que acaban de ser notificados por el Sergas. Las altas otorgadas ascendieron a 159, con lo que los casos activos se colocan en los 2.832 (-33). La presión hospitalización vivió una fase de aparente estabilización, pero con una bajada de pacientes en UCI. Son 173 (+1) las personas atendidas en centros médicos gallegos a causa del virus, de las que 138 se encuentran en planta (+4) y 35 en UCI (-3). La tendencia se traslada al área de A Coruña, que acoge a 46 (+1) hospitalizados, de los que 38 (+3) están en planta y 8 (-2) en UCI. En el Chuac atienden a 8 en UCI y a 33 en planta, en Cee a dos en planta y en el Modelo a tres en planta.

A Coruña sigue poco a poco comiéndole terreno al virus. Son 628 los casos activos (-14) hasta el sábado a las 18.00 horas. El descenso es, sobre todo, gracias a las 44 altas. La tasa de positividad es del 2,24% tras realizar ayer 1.427 PCR en la demarcación coruñesa. El Concello de A Coruña ha contabilizado 246 (-1) casos en los últimos 14 días, Arteixo y Sada entre 1 y 9, Oleiros 61 (-1), Culleredo 14 (+1), Betanzos 22 y Cambre 26 (+5).

En el resto de Galicia la contención que consigue hoy Vigo en el número de contagios diarios es lo más destacado y el resto de áreas viven también una etapa de cierta estabilización. La de marcación de Vigo cuenta 849 (-5) casos activos tras detectar 32 (-35) casos por PCR, la de Santiago con 428 (-5) tras 17 (-5), la de Pontevedra 452 (-6) tras 8 (-21), la de Ourense con 211 tras 17 (+4), la de Lugo con 177 (-5) tras 7 (-4) y la de Ferrol con 87 (+2) tras 5 (-2).

Residencias

Las residencias de ancianos de Galicia han vuelto a quedarse sin casos activos de covid-19, después de que en las últimas horas hayan recibido el alta cinco usuarios del geriátrico DomusVi de Chantada.

Así lo ha informado la Consellería de Política Social en su habitual balance con datos de la pandemia --que ahora ya no emite diariamente, sino solo cuando hay variaciones--, en el que ha confirmado que ya han negativizado los últimos cinco ancianos que se habían contagiado de covid, pero que contaban con la pauta vacunal completa.

Este brote en la residencia DomusVi de Chantada rompió 14 días consecutivos sin casos activos en estos centros de mayores, desde que el 16 de abril se había dado de alta al último trabajador infectado. En el caso de los usuarios, habría que remontarse más atrás para los últimos contagios, vinculados al brote de la residencia Coviastec de Silleda (Pontevedra) de mediados de marzo.

Durante la tercera ola de la pandemia, las residencias gallegas registraron un pico de 466 usuarios infectados. Esto ocurrió el 24 de enero, un día antes de cumplirse los siete días necesarios desde la administración de la segunda dosis de la vacuna para generar inmunidad, dado que este proceso arrancó de forma generalizada en estos centros el 18 de enero.

Desde el día 25, y aún a pesar de algunos brotes, las residencias de mayores gallegas han ido experimentando un progresivo descenso en la cifra de usuarios afectados. De este modo, el 27 de enero, un mes después del inicio de la vacunación en la comunidad, eran 445 los usuarios positivos, mientras que el 27 de febrero la cifra se situaba en los 50.

El 21 de marzo se notificaron los últimos contagios en usuarios hasta los detectados en la DomusVi Chantada, pero ahora, a 16 de mayo, las residencias gallegas han vuelto a quedarse libres de covid.