Galicia registró ayer un descenso tanto de casos activos —hay 2.832 infectados, 33 menos que el sábado— como de contagios (50 menos en 24 horas) mientras que la cifra de pacientes hospitalizados prácticamente se estabiliza, con solo uno más, tras las bajadas de las jornadas anteriores.

Según los datos del Servizo Galego de Saúde (Sergas) trasladados ayer, hay 2.832 casos activos en la comunidad, lo que supone 33 menos que en el recuento anterior, un descenso inferior al del viernes, cuando se recortaron en 68. En el caso del área sanitaria de A Coruña, el número total de afectados continúa a la baja. Son 628, es decir, catorce menos que el sábado.

El número de contagios en el conjunto de Galicia en las últimas 24 horas se situó en 126, lo que supone 50 menos. En el área sanitaria coruñesa hubo 32 nuevos positivos confirmados por PCR.

En cuanto a la presión asistencial, los hospitales gallegos contaban ayer con 173 pacientes ingresados por COVID-19, uno más, aunque salieron tres de las UCI, con lo que quedan 35, y el incremento se debe a cuatro que han ingresado en planta, donde hay 138. En A Coruña la situación está estabilizada: 46 ingresados (uno más que el sábado) y ocho en UCI (dos menos).

El Sergas además notificó dos nuevas muertes que elevan el total a 2.403: una mujer de 87 años, ingresada en el Hospital de A Coruña, y otro varón, de 80, en Vigo.

Los datos por ayuntamientos de la web del Sergas revelan que el Concello de A Coruña ha contabilizado 246 casos en los últimos catorce días, Arteixo y Sada entre uno y nueve, Oleiros, 61; Culleredo, 14; Betanzos, 22 y Cambre, 26.

En cuanto a las residencias de mayores en la comunidad gallega han vuelto a quedarse sin casos activos de COVID-19, después de recibir el alta cinco usuarios del geriátrico DomusVi de Chantada (Lugo). De este modo lo indicó la Consellería de Política Social en su habitual balance con datos de la pandemia, en el que confirma que ya han negativizado los últimos cinco ancianos que se habían contagiado de COVID, aunque contaban con la pauta vacunal completa.

Este brote en la residencia DomusVi de Chantada rompió 14 días consecutivos sin casos activos en estos centros de mayores, desde que el 16 de abril se había dado de alta al último trabajador infectado. En el caso de los usuarios, habría que remontarse más atrás para los últimos contagios, vinculados al brote de la residencia Coviastec de Silleda de mediados de marzo.