Seguro que ya os lo han comentado o incluso disponéis de un documento que indica qué se puede llevar y qué no a los exámenes de selectividad. La ABAU (Avaliación de Bacharelato para o acceso á universidade) está a la vuelta de la esquina y para evitar olvidos o despistes, no está de más recordar las normas de la Comisión Interuniversitaria de Galicia (CIUG) para anotar los objetos que se pueden llevar y los que hay que dejar fuera, así como el tipo de herramientas del que se puede echar mano, por ejemplo que calculadora se puede utilizar en selectividad. Para llegar bien preparados al día D, vamos con la recopilación:

  •  Cada alumno deberá llevar consigo: máscara, etiquetas, DNI u otro documento de identificación (pasaporte, permiso de residencia, etc...) resguardo de matrícula y justificante de pago, bolígrafo o pluma de tinta indeleble azul o negra.
  • Podrá llevar consigo: gel desinfectante (recomendable), pañuelos de usar y tirar y bebida (agua o refresco en botella transparente sin etiquetado).

Material:

  • Diccionario latín/español o gallego para el examen de Latín II, con apéndice gramatical, pero no con páginas de contenidos literarios que, en su caso, deberán ser extraídas o grapadas. No está permitido ningún cuaderno suelto ni ningún diccionario que no sea original.
  • Diccionario de griego/español o gallego para el examen de Griego II, con apéndice gramatical. No está permitido ningún cuaderno suelto ni ningún diccionario que no sea original.
  • Material de dibujo y pintura para los exámenes de Dibujo Técnico II y Diseño.
  • Calculadora, sin capacidad de programación y sin capacidad gráfica, para los exámenes de Matemáticas II, Matemáticas aplicadas a las ciencias sociales, Física, Química y Economía de empresa. Los miembros de la comisión delegada pueden comprobar si la calculadora cumple los requisitos; de no ser así se le retirará al alumno/a y no podrá substituirla por otra.

El alumno/a no puede acceder al aula con teléfono móvil, reloj o cualquier otro dispositivo electrónico activados. De darse el caso, podrá ser objeto de medida disciplinaria:

  • Expulsión del aula,
  • Calificación del examen con 0 puntos
  • Anulación total de la prueba.

El alumno/a puede introducir en el aula una mochila, cartera o bolsa de deporte, con todas sus pertenencias, incluidas comida y bebida, siempre que cumpla las normas específicas de prevención en materia de salud.