Tras nueve meses de divisiones, los países de la Organización Mundial del Comercio (OMC) acordaron ayer iniciar negociaciones para aumentar el acceso a las herramientas antiCOVID, incluyendo una posible suspensión de las patentes en las vacunas. Después de dos días de reuniones, los 164 miembros se mostraron abiertos a una negociación de vías para hacer más accesibles vacunas, terapias y otras tecnologías contra el COVID-19.

La India y Sudáfrica abanderan desde octubre de 2020 una iniciativa para suspender las normas de propiedad intelectual en fármacos para la lucha contra la COVID-19. El anuncio en mayo por parte de EEUU de que estaba dispuesto a negociar esta cuestión desbloqueó en gran medida. La Unión Europea, el Reino Unido, Suiza y Noruega se muestran ahora dispuestas a negociar una “flexibilización” de las normas de propiedad intelectual sin hablar directamente de suspensión de patentes.