Los Mossos d’Esquadra están investigando de oficio si una adolescente de 15 años que se suicidó hace un mes y medio en Barcelona sufrió bullying por parte de sus compañeros del colegio, según informaron ayer fuentes policiales. “Aunque todavía los padres no han interpuesto una denuncia formal, nos hemos puesto en contacto con ellos y estamos recopilando información para poder elaborar un atestado policial de los hechos”, indican.

Los agentes aseguran que una vez lo tengan elaborado, lo remitirán al juzgado y a la Fiscalía de Menores, ya que los padres creen que “el colegio no hizo las cosas bien”. El juez deberá decidir “cómo continúa la investigación a partir de los indicios que aporte la policía”.