El impacto de la pandemia en Galicia continúa reduciéndose hacia los mínimos del pasado verano con 1.379 casos de personas infectadas o enfermas ayer, 22 menos que la jornada anterior, tras 60 nuevos contagios, cuatro más que un día antes. Según los datos del Sergas, hasta las 18.00 horas del lunes había en las unidades de críticos de hospitales gallegos 15 enfermos de COVID, tres menos que la jornada anterior, mientras que en planta había 52, uno más, que hacen un total de 67 personas ingresadas.

La comunidad sigue reduciendo la incidencia acumulada tanto a catorce días —42,3 casos por cada cien mil habitantes en dos semanas—, como a siete días (19,3), frente a una media en el conjunto de España de 104,5 y de 45,2, respectivamente.

El área sanitaria coruñesa experimentó ayer una gran caída en el número de contagios. Si el lunes concentraba el 60% de los nuevos positivos en Galicia, ayer ya era solo el 30% al registrar 18 contagios.La cifra de casos activos vuelve a subir ligeramente —hay 384 infectados, lo que supone cuatro más que la jornada anterior— y lo mismo ocurre con los hospitalizados: son 26, cuatro más, de los que cuatro están en unidades de críticos.

Desde el inicio de la pandemia en Galicia se han contagiado 128.042 personas, de las que se han curado 124.258 y han fallecido 2.430, ninguna de ellas notificada en las últimas horas por cuarto día consecutivo. Por áreas sanitarias, las de Santiago, Vigo y Lugo bajan con claridad en incidencia, mientras que el resto suben de forma muy moderada, según el último balance del departamento que dirige Julio García Comesaña.