El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, anunció ayer, teniendo en cuenta que dicha comunidad tiene la incidencia acumulada “más alta de todas”, que el Gobierno andaluz “recomendará” a la población mantener el uso de la mascarilla en exteriores, aunque el Ejecutivo central libere de dicha obligación.

Aguirre explicó que Andalucía se sitúa ahora “en una cifra de incidencia acumulada que ha bajado en comparación al viernes” pasado, “pero estamos ahora mismo en una incidencia acumulada muy alta, la más alta de todas las comunidades,” sobre todo a nivel de la población que va de 15 a 29 años, “personas jóvenes, de ahí que no tenga un impacto tan negativo en la presión asistencial”.