Los estudiantes gallegos que llegaron a Mallorca la pasada semana y que están confinados en un hotel por su vinculación con el macrobrote de COVID-19 que afecta a cientos de jóvenes de diversas comunidades seguirán guardando cuarentena en dicho hotel, independientemente del resultado de las PCR y a pesar de que algunos de ellos aseguran que todo el grupo ha dado resultado negativo. "Nosotras no hemos ido a ninguna fiesta, ni estuvimos en contacto con casos positivos", ha afirmado una de las chicas.

La gran mayoría son jóvenes que llegaron a la isla el pasado jueves, en un viaje de fin de curso organizado por su cuenta, y que a los dos días de estar en Mallorca fueron confinados, primero en sus hoteles y, posteriormente, en el Hotel Bellver, designado por las autoridades sanitarias de Baleares para aislar a personas contagiadas o aquellas que hubieran tenido relación directa o indirecta con las fiestas y actividades que pudieron ser foco de contagio.

Fuentes sanitarias baleares consultadas por Europa Press han señalado que los estudiantes gallegos, al igual que el resto de jóvenes que permanecen en ese 'hotel-puente', "son considerados contactos estrechos" de personas contagiadas, por lo que deberán cumplir diez días de cuarentena, independientemente del resultado de sus PCR.

Las mismas fuentes han señalado que, de los 249 jóvenes aislados en esas instalaciones, se han detectado 64 casos positivos por COVID-19, aunque no han precisado cuáles son las comunidades autónomas de procedencia de los contagiados. Según comunicó ayer la Xunta, el número de confinados gallegos es de "al menos" 18, aunque hoy el Gobierno balear ha reducido a 12 los estudiantes de Galicia que permanecen aislados.

Por otra parte, algunas de las estudiantes gallegas que están confinadas en el Bellver han asegurado a Europa Press que "todo el grupo" al que pertenecen ha dado "resultado negativo" en las pruebas PCR, al igual que en el test de antígenos que se les hizo cuando llegaron a ese hotel.

Las jóvenes han vuelto a denunciar la "falta de información" y han reclamado poder regresar a Galicia ya que, han asegurado, no han tenido contactos de riesgo. "Nosotras no hemos ido a ninguna fiesta, ni estuvimos en contacto con casos positivos", ha afirmado una de estas jóvenes.

Caso distinto es el de un joven estudiante de Vigo que sí dio positivo por Covid, "con carga vírica baja", aunque el contagio fue detectado hace más de 10 días. Así, este chico ha permanecido aislado desde el pasado 17 de junio y se encuentra a la espera de gestionar, a través de su compañía aseguradora, un vuelo de regreso a Galicia.

Ingresado en la UCI un joven de 18 años contagiado en un viaje a Mallorca Agencia ATLAS / Información

Regreso a Galicia

De hecho, este mismo martes a mediodía han llegado con normalidad al aeropuerto de Santiago de Compostela decenas de jóvenes procedentes de Mallorca, tal y como había avanzado el lunes el conselleiro de Sanidade. El avión procedente de Palma aterrizó sobre las 13:25 horas y, acto seguido, a todos los pasajeros --también los que no pertenecían al grupo de estudiantes-- se les ofreció la posibilidad de realizarse una PCR. Se hicieron 86 pruebas, a las que se sometieron la totalidad de las chicos. Los resultados se conocerán mañana.

La llegada de los estudiantes a Lavacolla se ha realizado en medio de una gran expectación y con presencia de numerosos medios de comunicación para captar el momento en el que los jóvenes y sus monitores salían del aeropuerto a cuentagotas. Aunque rechazaron hacer declaraciones ante la prensa, algunos de los estudiantes sí se limitaron a confirmar que el trayecto transcurrió "con normalidad".

En cuanto a la situación del macrobrote en territorio gallego, el Sergas ha informado por la tarde de que, con datos actualizados este mediodía, el número de positivos asciende a 108, seis más que ayer. De ellos, cinco se corresponden al área sanitaria de Pontevedra, para un total de 85, y uno con la de Vigo, que llega a 10. El resto se localizan en Lugo (10) y Ourense (tres).