El Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña (Inibic) participó en medio centenar de estudios sobre COVID durante el pasado año, de los cuales una veintena fueron ensayos de medicamentos para el abordaje de la infección causada por el coronavirus SARS-CoV-2. A lo largo de 2020, los profesionales del Inibic iniciaron cerca de cien investigaciones, y captaron hasta 26 proyectos en convocatorias competitivas, por importe conjunto de más de 3,5 millones de euros, procedentes de entidades —tanto públicas como privadas— de ámbito autonómico, estatal y europeo.

Entre esas convocatorias específicas, destaca la Río Hortega, concebida para financiar la contratación de profesionales sanitarios que combinen la actividad asistencial e investigadora, “perfiles mixtos” cuya promoción interesa especialmente al Inibic, al considerarlos “claves para el enriquecimiento del sistema sanitario”. En 2020, el centro coruñés logró financiación para dos de estos contratos, que se suman a otros seis más para la incorporación de personal investigador en distintas etapas de formación. El 75% de esos profesionales (tres de cada cuatro) son mujeres.

Ellas lideran, también, el 65% de los proyectos captados por el Inibic durante el pasado año, frente al 35% restante, que encabezan hombres.

Todos estos datos se dieron a conocer ayer, coincidiendo con la celebración de la primera reunión anual del Consejo Rector del Inibic, en la que participaron, entre otros, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña; el rector de la Universidade da Coruña (UDC), Julio Abalde Alonso; el director de la Axencia de Coñecemento en Saúde (ACIS), Antonio Fernández-Campa García-Bernardo; el presidente del Patronato de la Fundación Profesor Nóvoa Santos y gerente del área sanitaria de A Coruña y Cee, Luis Verde Remeseiro; y el director científico del Inibic, el reumatólogo del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) Francisco Blanco García.

Durante ese encuentro, se presentó el informe de reacreditación del Inibic como centro de investigación del Instituto de Salud Carlos III, una distinción que acaba de renovar para el próximo lustro. El centro coruñés cuenta con esa certificación desde el año 2015, y forma parte de los 31 Institutos de Investigación Sanitaria (IIS) acreditados en todo el territorio nacional.