La Xunta recuerda a los ciudadanos que "el botellón está prohibido" y avisa de que cada participantes puede ser sancionado con multas de entre 200 y 300 euros.

Así lo ha destacado la Vicepresidencia Primera y Consellería de Presidencia en comunicado tras la reunión de la Sala de Control de Operativos celebrada para velar por el cumplimiento de las medidas para frenar la pandemia contra el COVID-19.

De este modo, la Xunta ha incidido en que las fuerzas de seguridad "extremarán los controles" este fin de semana en Galicia "para evitar que se celebren botellones".

El director xeral de Emerencias, Santiago Villanueva, ha apelado a la responsabilidad de la población para "evitar que los contagios" de COVID-19 "sigan en aumento".