Síguenos en redes sociales:

La variante delta es ya la dominante en las aguas residuales de A Coruña y su área metropolitana

Mucho más contagiosa, supera a la británica y ocupa ya “aproximadamente” un 45% de la carga viral en las muestras analizadas por los investigadores del proyecto CovidBens

Vista parcial de las instalaciones de la EDAR Bens, en A Coruña. | // VÍCTOR ECHAVE

La variante delta del SARS-CoV-2, mucho más contagiosa que las anteriores, es ya la dominante en las aguas residuales de la ciudad A Coruña y su área metropolitana, según se desprende del último informe elaborado por los investigadores de CovidBens, correspondiente a las muestras del pasado 9 de julio, que esta tarde se publicará en el respectivo apartado de la página web de la depuradora EDAR Bens, financiadora del proyecto desde abril de 2020. Los estadísticos e ingenieros informáticos del equipo, liderados por Ricardo Cao y Susana Ladra, del Centro de Investigación TIC de la Universidade da Coruña (UDC), con la colaboración de David Posada, han conseguido poner a punto un modelo estadístico “sin precedentes” que es el que les ofrece el dato de las variantes. Un hito logrado gracias al carácter “multidisciplinar” del proyecto, en el que también ha volcado sus conocimientos el director general de EDAR Bens, el ingeniero Carlos Lamora, junto con muchos otros investigadores y trabajadores de esa planta.

Parte del equipo de CovidBens: Kelly Conde, Juan Vallejo, Margarita Poza, Ricardo Cao, Susana Ladra y Javier Tarrío, en el Pazo de Fonseca, tras recibir un premio de la Real Academia Galega de Ciencias.

La gran novedad de esta semana es que la variante delta ha superado a la alfa y es ya la dominante en las aguas residuales de la ciudad de A Coruña y su entorno”, avanzó ayer a este diario la coordinadora de CovidBens, la microbióloga del Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña (Inibic) Margarita Poza, quien especificó que la variante delta, detectada por primera vez en la India y que llevó al país asiático a las peores cifras de contagios y casos activos de COVID en lo que va de pandemia, “ocupa ya un 45% de la carga de virus” en las aguas residuales coruñesas, mientras que la presencia de alfa, originaria de Reino Unido, “está en torno a un 40%”.

Los anteriores datos publicados por el equipo científico que coordina la doctora Poza —a partir de muestras recogidas el 2 de julio— ya evidenciaban el avance de la variante delta en A Coruña y su área metropolitana. “Nosotros observamos en las aguas residuales que se nos venía encima una quinta ola con mucha antelación. De hecho, en mayo comenzamos a notar ya una subida tremenda de la carga viral en las muestras que analizamos”, apuntó Margarita Poza, a quien los resultados de las últimas mediciones no han cogido, en absoluto, por sorpresa. “Sabíamos que la variante india iba a suplantar a la británica, y es lo que está ocurriendo. Esto implica muchos contagios, muchísimos, en un momento en el que aproximadamente el 30% de la población es aún susceptible, pues no ha recibido ni una sola dosis, y en el que parte del 70% restante aún no ha completado su pauta”, advirtió.

La coordinadora de CovidBens incidió especialmente en que la vacuna “protege frente a la enfermedad, pero no es esterilizante”, es decir, las personas vacunadas pueden “infectarse con el virus”. “Aún teniendo la pauta completa de la vacuna, te puedes contagiar. Y con el SARS-CoV-2 presente en tus vías respiratorias, y aún teniendo menor carga viral, puedes ser portador e infectar a otros ciudadanos que estén, por ejemplo, sin vacunar”, explicó la doctora Poza, y recalcó: “Que la gente no crea que por tener una sola dosis de la vacuna está protegida. Con la variante delta está ya demostradísimo que para nada es así. Lo hemos visto en Inglaterra, donde tienen mucha experiencia con esta variante. Sin la pauta completa, no estaremos bien protegidos contra esta variante”.

En este contexto, Margarita Poza se mostró especialmente preocupada por el hecho de que “alrededor de un 23% de los jóvenes no se quieran vacunar” frente al COVID. “Esto es un peligro”, avisó la coordinadora de CovidBens, quien insistió en que “es fundamental” que ese segmento de la población reciba la vacuna. “El futuro va a depender de eso. Si la población de menor edad no se vacuna y el virus se sigue moviendo entre ellos, aparecerán más y más variantes, y no vamos a salir nunca de esta situación”, subrayó.

Y es que el SARS-CoV-2, como todos los virus, “trata, por así decirlo, de buscarse la vida”. “Y la forma que tiene de hacerlo es cambiar para volverse más contagioso. Hay mutaciones que no son tan eficaces, en el sentido de que no aportan al virus ningún éxito en esa misión, pero hay otras que sí, y esas son las que salen adelante y acaban invadiendo el terreno de las demás. Sucedió, en su momento, con la variante alfa, que desplazó a la española al inicio de la campaña de vacunación; y es lo que está pasando con la delta, que en la actualidad es mucho más exitosa, biológicamente hablando, que su predecesora, aunque esto no tiene por qué acabar aquí. La situación puede seguir evolucionando, de manera que aparezcan otras variantes que dejen a delta obsoleta”, señaló Margarita Poza, y añadió: “Si dispusiésemos de vacunas con una eficacia del cien por cien y nos las administrasen, de golpe, a toda la población, podríamos acabar con el SARS-CoV-2, pero ahora mismo no estamos en esa situación. La otra alternativa para detener la actual situación sería que nos confinásemos todos en nuestros domicilios, pero esto no es económicamente viable y no se va a hacer. Por tanto, sin medidas más restrictivas, el devenir de la pandemia va a depender del comportamiento de la población. Tenemos que hacer todo lo que está en nuestras manos para tratar de contener la propagación del virus. No se puede ignorar lo que está pasando”.

"Urgen campañas duras de vacunación dirigidas a los jóvenes a través de los medios de comunicación que ellos consumen"

Margarita Poza . Microbióloga del Inibic y coordinadora del proyecto CovidBens

En este punto, la doctora Poza consideró que, “si no se adoptan nuevas restricciones y toda la responsabilidad recae sobre los ciudadanos”, convendría informarles bien sobre la realidad a la que nos enfrentamos y, sobre todo, “hacer campañas duras de vacunación, dirigidas a los jóvenes a través de los medios de comunicación que ellos consumen”, para “lograr que se vacunen”. Sobre todo, “por la gran cantidad de bulos y tonterías que hay por ahí sueltas” y que, avisó, “urge combatir con fuerza”. “Y no tengo la sensación de que se esté haciendo así. Es más, creo que se está dando pábulo a quienes propagan esos mensajes, y no me parece nada justo”, lamentó la investigadora del Inibic.

“Que la curva se aplane”, reiteró esta microbióloga, “dependerá de la vacunación”. “No hay otra solución. Y, sin otras restricciones, también del comportamiento de la población, obviamente, pero los ciudadanos actúan de una u otra forma en función, también, de las pautas que le dan los gestores. Si se les transmite que el SARS-CoV-2 es muy contagioso y que hay que vacunarse, pero luego se reabre el ocio nocturno... no sé hasta qué punto la gente joven entenderá demasiado eso”, sostuvo.

Frente a la gráfica con los últimos datos recabados por su equipo sobre la presencia del SARS-CoV-2, y sus diferentes variantes, en las aguas residuales de A Coruña y su área metropolitana, la coordinadora del proyecto CovidBens lanzó un último mensaje a la población. “Después de todo lo que hemos pasado, es una lástima que dejemos de tomarnos en serio la pandemia y lo echemos todo a perder. Si restringimos un poco nuestra vida social, mantenemos el uso de la mascarilla en los espacios interiores, y evitamos reunirnos con demasiada gente, creo que podremos salir del momento en el que nos encontramos, que es muy delicado. Todavía hay mucha gente semi-vacunada o sin vacunar, y esto puede darnos sustos importantes. De hecho, las hospitalizaciones y los ingresos en UCI ya están aumentando. Aunque la situación actual no sea tan tremenda como la que vivimos en la ola posterior a la Navidad, no podemos bajar la guardia. Hay que hacer un último esfuerzo”, concluyó.

Pulsa para ver más contenido para ti