El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (Tsjpv) anuló la obligación del uso de mascarilla en desplazamientos y paseos en playas y piscinas, si se guarda una distancia de metro y medio. De esta forma, el alto tribunal vasco estima en parte el recurso contencioso-administrativo presentado por la asociación de consumidores Agascon. En su auto, los magistrados acuerdan suspender la ejecución de la medida establecida en el decreto del Gobierno Vasco, pero precisan que habrá que llevar cubrebocas si no es posible garantizar la distancia interpersonal de 1,5 metros.