Los festivales de música Vida, Canet Rock y Cruïlla celebrados en julio en Cataluña han tenido un papel en la quinta ola de la pandemia, ya que 2.279 de las personas que asistieron a esos eventos se contagiaron de SARS-CoV-2, 842 contagios más de los esperados por las autoridades sanitarias (1.437). La secretaria de Salud Pública, Carme Cabezas, dio a conocer ayer el resultado del seguimiento realizado por ese departamento entre los asistentes a esos tres festivales de música en directo.