Faltan menos de dos semanas para que arranque el curso entre los más pequeños de la casa y poco más para escolares de ESO en adelante. La Consellería de Educación todavía no ha dado cifras de cuántos profesores se incorporarán a las aulas para hacerse cargo de desdobles y para adaptar las medidas derivadas de la pandemia, pero confirmaba ayer que los 1.250 docentes que asistirán a los centros en los programas de refuerzo ARCO y PROA —lo que la Xunta denomina Plan Recupera –—estarán disponibles desde septiembre. No obstante, el grueso, indicaron en junio, solo asistirán durante el primer trimestre.

Tras la primera reunión del curso del comité educativo, que asesora a la Xunta en el ámbito de enseñanza en tiempos de COVID, el titular de Educación, Román Rodríguez, indicaba que a estos profesores destinados a consolidar aprendizajes no adquiridos durante la pandemia se les añadirán “todos” los que “sean precisos tanto para el cumplimiento de las medidas sanitarias como del incremento de la oferta”. Sindicatos han reclamado mantener el profesorado del curso pasado y cuestionado la decisión de la Conferencia Sectorial de rebajar la distancia en el aula de 1,5 metros a 1,2 metros.