El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, reprochó ayer a Estados Unidos su “manipulación política” para “culpar a China” del origen del coronavirus. “La manipulación política del gobierno de EEUU al pretender culpar a la República Popular China del origen del SARS-CoV-2 es irresponsable e inaceptable”, apuntó Rodríguez a través de un mensaje en Twitter.

“Como acostumbra EEUU, miente para tratar de lograr sus objetivos políticos”, añadió el jefe de la Diplomacia cubana. Cuba se alinea así con Pekín, que ha denunciado precisamente este sábado la “manipulación política” norteamericana por un informe de la Inteligencia estadounidense sobre el origen de la COVID-19.

El informe, que considera “plausibles” las hipótesis de la exposición natural a un animal infectado y la de la fuga de un laboratorio, fue solicitado por el presidente Joe Biden.