La CIG-Ensino y la Confederación Anpas Galegas han convocado una concentración ante la sede de la Consellería de Cultura, Educación e Universidade para denunciar la intención de la Xunta de recortar los efectivos docentes a través de las nuevas medidas que regirán en los centros durante el nuevo curso escolar. La protesta se celebrará este miércoles a las 11,30 horas, ante la sede autonómica en San Caetano (Santiago de Compostela), con el lema 'Menos ratio, máis docentes. Contra a pandemia dos recortes'.

Ambas entidades han manifestado su preocupación ante los "drásticos recortes de personal docente" e "incremento de ratios" que se está llevando a cabo en Galicia a pesar del contexto de pandemia a través del nuevo protocolo del curso.

El texto incluye una reducción de la distancia en las aulas a partir de secundaria de 1,5 a 1,2 metros, en aplicación de los criterios acordados entre todas las comunidades autónomas y el Ministerio de Educación en la conferencia sectorial.

Sin embargo, estas organizaciones advierten que estos criterios no son de aplicación "obligada" y que la Consellería todavía podría mantener las distancias en los mismos términos del curso pasado, por lo que atribuyen esta decisión a una potencial reducción de las partidas presupuestarias destinadas a este ámbito.

En el caso de infantil y primaria, donde se mantendrán los 'grupos burbuja', consideran necesario "limitar al máximo" la ratio alumno docente y conservar los desdobles autorizados el curso pasado y las contrataciones de profesorado de apoyo, en lugar de cerrar aulas y reducir docentes.

En secundaria, CIG recuerda un estudio realizado el pasado mes de julio con la participación de cerca del 50 por ciento de los centros gallegos en el que se constató la intención de reducir los cuadros de personal, con al menos 435 plazas afectadas respecto al pasado año.

Por otro lado, censuran la "falsedad" sobre las 1.250 contrataciones del Plan Recupera, puestos "a media jornada" y que se anuncian como efectivos para afrontar las contrataciones necesarias.

Anpas Galegas y CIG instan a mantener el número de docentes y llaman a la comunidad educativa a reaccionar ante los criterios adoptados por la Xunta, secundando la protesta convocada para el próximo miércoles en Santiago.