Según un informe publicado por The Lancet Diabetes & Endocrinology, el 30% de las muertes por COVID-19 se produjeron en personas diabéticas. España es el quinto país de Europa con más diabéticos, 3.6 millones de adultos entre 20 y 79 años. Además, el 40% de estos son mayores de 70 años. La diabetes tipo 2 representa el 90% de los casos en España y es la primera causa de ceguera, de diálisis o trasplante renal y de amputación no traumática en los países occidentales, además de suponer también un grave riesgo cardiovascular.

Estos son algunos de los datos que la Fundación redGDPS, la Sociedad Española de Diabetes (SED) y la Federación Española de Diabetes han incluido en Un A-hora por la diabetes, que analiza cómo la pandemia ha afectado al seguimiento, diagnóstico y tratamiento de los que sufren esta enfermedad.

Según Jaime Amor, médico de familia y representante de la Fundación redGDPS, sufrir diabetes tipo 1 triplica el riesgo de muerte por COVID-19, mientras que el tipo 2 duplica el riesgo. “El lógico miedo al contagio que produce esta realidad y la saturación de las consultas han provocado que muchos pacientes con esta patología abandonen el seguimiento de su enfermedad con el consiguiente riesgo para su salud”, explica Amor.

Ana Belén Torrijos, presidenta de la Federación Española de Diabetes de la Comunidad de Madrid , explica que la diabetes es “una patología prevenible e incluso reversible en sus primeras etapas, para lograrlo, es vital la información y la concienciación”.