Un brote de COVID en el Centro de Educación Infantil y Primaria O Cantel de Foz, deja al menos 18 positivos y tres aulas cerradas. Según el alcalde de la localidad lucense, Fran Cajoto, se trata de niños de Educación Infantil que no están inmunizados, dado que las vacunas no están aprobadas para los menores de 12 años.

“Se siguen todos los protocolos, haciendo las pruebas correspondientes a familiares y posibles contactos, y esperando que sea lo más reducido posible. No nos podemos relajar”, advirtió el regidor de Foz que rogó que se mantenga estrictamente la cuarentena de familiares y de los contactos más estrechos. Fuentes de la Consellería de Educación apuntaron a Europa Press que las autoridades sanitarias “están en contacto con el centro para el manejo de los casos de acuerdo con los protocolos establecidos”.