El Gobierno central ha puesto cifra a los españoles que rechazan vacunarse contra el coronavirus. Se les cita, pero declinan la administración de la dosis. Son algo más de 327.000 ciudadanos. Hasta ahora ni el Ministerio de Sanidad ni las comunidades han informado de quienes se niegan a vacunar. Solo tenemos, en función de estadísticas oficiales, las cifras de las personas que aún no han recibido ninguna dosis. En Galicia, son unos 160.000 pero los motivos para no tener todavía ningún pinchazo pueden ser varios: un embarazo en sus primeros meses, pasar una enfermedad que desaconseja la vacunación, problemas para la citación, ciudadanos que viven en el extranjero, etc...

Entre el 1 de febrero y el 1 de septiembre de este año han sido rechazadas 327.129 dosis de vacunas del coronavirus, según informó ayer el Gobierno central. La respuesta del Ejecutivo se ha publicado en el Boletín Oficial de las Cortes Generales (BOCG) después de que Vox se interesase por el número de personas que la habían rechazado, por grupos de edades, y pedía además el desglose por tipos de vacunas.

El Gobierno aclara que el registro de vacunación no hace distinción entre quienes rechazan la vacuna antes de ser citados y quienes lo hacen una vez acuden a la cita. Además, asegura que “el desglose de dosis y marcas no puede proporcionarse, puesto que dicha información no es obligatoria” y por tanto no informan de ella las autoridades competentes de las comunidades.

Por otra parte, desde Cataluña reconocían ayer que 69.129 vacunas contra el COVID han caducado, lo que representa el 0,6% del total de dosis recibidas por esta comunidad. La secretaria de Salud Pública de la Generalitat, Carmen Cabezas, explicó que se trata de vacunas que se descongelaron en previsión de más demanda de la que ha habido y que han caducado al superar el plazo de 30 días que se pueden conservar en nevera.

El Consejo Interterritorial de Sanidad no tomó ayer ninguna decisión sobre una posible segunda dosis de refuerzo para los que fueron inmunizados con Janssen.Sobre esta opción o ampliar los grupos a los que se administra la tercera, la ministra Carolina Darias señaló que es algo que es objeto de “evaluación permanente” por parte de la Ponencia de Vacunas y que están a la espera de su propuesta.