Eslovenia ha suspendido temporalmente el uso de la vacuna Janssen contra el COVID después de que ayer falleciese una mujer de 20 años que, tras recibir ese medicamento, padeció un accidente cerebrovascular causado por coágulos de sangre. “Se produjo un desarrollo no deseado después de la vacunación. Queremos esclarecer todas las circunstancias de este trágico acontecimiento”, explicó ayer el ministro de Sanidad, Janez Poklukar.

La inmunización con la vacuna fabricada por Johnson&Johnson se suspende hasta que una comisión de expertos investigue a fondo el caso y determine si la muerte se ha producido como consecuencia de la vacunación.