Los pediatras de Atención Primaria y psiquiatras infantiles alertan de que los episodios depresivos en menores se han triplicado a raíz de la pandemia y han aumentado los casos de ansiedad así como los trastornos alimenticios o los comportamientos suicidas, según informaron ayer en la segunda jornada del Congreso de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria que reúne a más de un millar de profesionales en A Coruña.

Además, los expertos señalaron que las autolesiones no suicidas se han convertido en el primer motivo de atención en urgencias pediátricas por causa de salud mental, afectando al 18% de adolescentes. Los pediatras demandan más recursos para hacer frente a estos problemas que aparecen con más frecuencia en niños de familiares vulnerables y con dolencias previas.

En el Congreso también se alertó ayer de la sobreexposición de los menores a las pantallas.