El borrador de decreto de la ESO confiere a los centros educativos más autonomía y prioriza la aplicación práctica de los conocimientos adquiridos por los alumnos sobre la memorización. Además, la nueva asignatura de Educación en Valores Cívicos y Éticos incluirá contenidos como la “memoria democrática”, los derechos Lgtbi+, el “ecofeminismo” o la “toma de conciencia de la violencia y la explotación sobre las mujeres”.

Según consta en el proyecto de decreto, adelantado ayer por El País y El Mundo, “la perspectiva de género” se incluirá entre los contenidos de varias asignaturas como Matemáticas, Lengua Castellana y Literatura, Biología o Educación Plástica.

Se dará más autonomía a los centros educativos, que podrán realizar innovaciones y experimentaciones en programas educativos, formas de organización y horarios, con los límites que establezcan las comunidades autonómicas.

Uno de los objetivos que se plantea el Ministerio de Educación es que los alumnos sean capaces de aplicar los conocimientos adquiridos cuando terminen la ESO. Para ello se dedicará una parte del horario lectivo a realizar proyectos y a la resolución colaborativa de problemas. Además, se deberá garantizar una “competencia lingüística suficiente” en castellano y en la otra lengua oficial en aquellas comunidades que la tengan. Y en los colegios que impartan materias en un idioma extranjero no podrán aplicar “requisitos lingüísticos” en sus criterios de admisión.