Galicia experimentó ayer un nuevo incremento de contagios de COVID-19 hasta los 33 —diez más— y de casos activos, que se sitúan en 438 –seis más–; mientras que los pacientes hospitalizados descienden a 31 —tres menos— y la tasa de positividad cae a un 0,48%. Por áreas sanitarias, la presión hospitalaria aumenta solamente en la de Pontevedra y O Salnés.

Los centros educativos volvieron a registrar un descenso de los casos activos con respecto a hace una semana —la Xunta actualiza los datos los miércoles— al bajar a 57, doce menos que los 69 de hace siete días, mientras que las aulas cerradas aumentan a seis, una más.

Las residencias de mayores, por su parte, registran 11 usuarios positivos, frente a los 23 de hace siete días.