Los hosteleros confían en que el comité clínico dé luz verde a una vuelta a una normalidad en sus establecimientos parecida a la situación prepandemia. En el aumento de aforos hay cierto consenso entre el sector y la Xunta, pero está en el aire el cambio de horarios.

Por su parte, el sector del ocio nocturno está dispuesto a quedarse con el horario actual siempre y cuando no se aumente el de restaurantes y cafeterías, puesto que un retraso en la salida de estos locales les afectaría directamente. Esto es, si unos vuelven al horario de licencia, discotecas y pubs piden la misma medida, al tiempo que también plantean devolver a las discotecas una hora más frente a los otros locales de ocio nocturno.

Así lo apuntaron fuentes de los hosteleros y del ocio nocturno que se reunieron ayer con el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, y otros dirigentes del Sergas. Las propuestas son debatidas por el comité clínico, cuyas decisiones está previsto sean comunicadas hoy por la Xunta.