Todos los días hay que decidir qué alimento meter en la mochila del pequeño/a para el recreo: la merienda que se comerán los pequeños en el descanso entre clases. Esto se repite casi con total independencia de la edad: desde la escuela infantil a Primaria e incluso durante las primeras etapas de la Educación Secundaria. El dilema de muchos padres surge a la hora de decidir qué meter en la fiambrera sin caer en la rutina, logrando un equilibrio nutricional para los más pequeños de la casa evitando ciertos alimentos.

Federico Mallo, experto en nutrición y catedrático de Fisiología-Endocrinología de la Universidade de Vigo (UVigo), aporta algunas pistas que pueden ser de gran valor para las familias. "Combinar un bocadillo de jamón o queso, con fruta y yogur es perfecto", cuenta el especialista en alimentación.

Datos de obesidad

Galicia es, con Andalucía y Extremadura, la comunidad con mayores tasas de sobrepeso y obesidad infantil. "Parece que en el último lustro las cifras se están estancando y no siguen creciendo. Pero hay que corregir la tendencia. Partíamos de una situación muy favorable, hace 20 o 30 años. En aquel momento estábamos entre los lugares con menor incidencia al hablar de obesidad infantil. Ahora no es así, pero estamos a tiempo de cambiarlo", apunta Mallo.

¿Qué no se debe llevar para el recreo?

"Hay que evitar aquellos alimentos altos en carbohidratos de asimilación rápida, tipo bollería, snacks, chocolatinas, pastelería industrial...", apunta el experto. Todos ellos son alimentos procesados, altos en carbohidratos y ocupan un espacio que debería dedicarse a otro alimento, como la fruta.

Los zumos de brick tampoco son lo mejor, según Mallo. "Se obtienen a partir de la fruta pero son ultraprocesados. Normalmente tienen un porcentaje muy bajo de fruta original, de hecho es muy conveniente leer las etiquetas: el porcentaje de fruta no suele pasar del 10% (entre un 5% y un 10%).

Además suelen tener azúcares añadidos, glucosa, conservantes, antioxidantes artificiales, edulcorantes.. que desvirtúan completamente lo que es un alimento recomendable, expresa Mallo.

¿Y si les apetece algo dulce?

"Pan con chocolate. No todos los días pero algún día sí se puede, claro", añade el experto.