El Servizo Galego de Saúde (Sergas) registró 2.009 activaciones vinculadas al ictus durante los primeros diez meses del año 2021 y desde la posta en marcha en 2016 del Plan Galego de atención ao Ictus superó la cifra de los 12.000 códigos activados.

Así lo ha informado la Consellería de Sanidade en un comunicado con motivo del Día Mundial del Ictus, que se celebra este viernes, 29 de octubre. Al respecto, recuerda "la importancia de hacer ejercicio y mantener una dieta sana para reducir las posibilidades de sufrir un accidente cerebrovascular", así como "la necesidad de llevar un control sobre la tensión, el azúcar y el colesterol; además de evitar hábitos tóxicos, como el tabaco".

En cuanto a las fibrinolisis intravenosas, Sanidade indica que se registraron más de 2.200 y, en el caso de las trombectomías mecánicas realizadas en este lustro, se superaron las 1.300.

Mediante el Plan gallego de atención al ictus, la Xunta articuló una red de atención para toda Comunidad gallega, incide Sanidade, "con una gestión que funciona como un área único al ser coordinada por la Central de Atención al Ictus" (CAI).

En esta central, activa las 24 horas de los 365 días del año, un equipo de neurólogos expertos en manejo y diagnóstico de ictus, ofrece a través de la telemedicina, soporte al personal médico responsable de cualquiera de los hospitales de la red sanitaria gallega, teniendo un acceso directo la videoconferencia entre centros y pudiendo emplear la historia clínica electrónica como elemento integrador de la información.

La red asistencial gallega cuenta con tres Unidades de Ictus emplazadas en el complejos hospitalarios de Santiago de Compostela, A Coruña y en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo.

Asimismo, los hospitales de Ferrol, Lugo, Ourense, Pontevedra, Burela y el concertado Povisa, cuentan con sendos Equipos Ictus.