El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, respondió a una interpelación del grupo popular, planteada por la diputada María Encarnación Amigo, quien le preguntó por el impacto en la mejora de la asistencia sanitaria pública tras el convenio firmado por la Xunta en 2015 con la Fundación Amancio Ortega.

La diputada popular lamentó que los socialistas criticasen a la Xunta por “recurrir a un multimillonario” en 2015 cuando el PSOE y Podemos “lo hicieron este año con 10 equipos para la terapia de protones”.

“¿Quién defiende la sanidad pública de los que dicen que defienden la sanidad pública?”, se preguntó Comesaña al respecto, tras lo que aseguró que en el convenio del Gobierno autonómico con la fundación del empresario textil no hubo “interferencias ni injusticias”, puesto que la dotación se destinó a lotes de aceleradores lineales ya iniciados por el Sergas, en un contrato entre 2015 y 2023. De los diez previstos, informó el responsable de Sanidade, se va a instalar ahora el último en Vigo. “Estos aceleradores estuvieron sin actividad solo un 1% del tiempo programado, con más de 27.000 pacientes tratados”, ha señalado Comesaña. En cuanto a los equipos de diagnóstico de cáncer de mama, el conselleiro recordó que se realizaron más de 294.000 mamografías.

En lo que respecta al convenio firmado con la fundación en mayo del año pasado, Comesaña afirmó que ya se instaló el equipo de secuenciación masiva de ADN para la Fundación Pública Gallega de la Medicina Genómica, adjudicado y formalizado por un importe de 1,4 millones.

El conselleiro contestó, también, a una interpelación socialista, defendida por el diputado Julio Torrado, sobre la colaboración del colectivo de ópticos y optometristas en la asistencia sanitaria visual. Torrado afeó a la Xunta no tener “voluntad” de renovar ni de mejorar el convenio firmado en 2007 y que perduró hasta 2009. Debido a esto, señaló, “hoy en Galicia no tenemos capacidad de dar todo el servicio”.