La Iglesia española contará con una norma para enfrentarse a los casos de abusos sexuales en su seno, que le han obligado a pagar al menos dos millones de euros a unas 173 víctimas por el momento, según el periódico El País. Sin embargo, no realizará una investigación “estadística o sociológica” sobre estos casos. Así lo decidió ayer la curia en la 118ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE), clausurada en Santiago. En ella, aprobó el decreto general sobre la protección de menores por lo que se convierte en “la primera Conferencia Episcopal en el mundo” que aprueba este conjunto de normas para afrontar los casos de abusos sexuales, según el secretario general de la CEE, Luis Argüello, quien descartó indagar para conocer cuántos casos se produjeron en su seno.

“No se van a hacer investigaciones de carácter sociológico o estadístico”, expuso a preguntas de los periodistas sobre los casos de abusos sexuales a menores producidos en el seno de la Iglesia, según informó la agencia Europa Press. “Todos los obispos son favorables al conocimiento caso por caso, con el deseo de que no se produzcan más”, indicó.

“Queremos que cada víctima sienta que la Iglesia, en cada diócesis, esta dispuesta a acoger su situación”, afirmó el portavoz de la Conferencia Episcopal, al tiempo que descartó “investigaciones sociológicas o estadísticas, sino conocer a cada víctima”. “Es la vía por la que hemos apostado, el conocimiento personalizado, rostro a rostro, cara a cara”, aclaró Luis Argüello.

“Hemos tomado conciencia de la gravedad de los abusos, de la importancia de la prevención y la necesidad de mirar hacia adelante”, añadió el obispo auxiliar de Valladolid, quien sostuvo que “los abusos cometidos por algunos miembros de la Iglesia nos causan dolor y vergüenza”, añadió.

El foco “solo en la Iglesia”

Aún así, lamentó que se ponga el foco “solo en la Iglesia católica”, cuando son “solo pequeños casos, aunque eso no disminuye su gravedad” y alegó que abusos en federaciones deportivas sin que se reclame una investigación al Comité Olímpico Español (COE) o a la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA).

“El conocimiento de los pequeños casos no disminuye ni un ápice su gravedad, son casos que se remontan a un periodo de ochenta años (...), es un 0,8% de las denuncias de abusos en los últimos veinte años y sin embargo los abusos siguen creciendo”, en alusión a los casos que se producen en otros ámbitos.

Por todo ello, Luis Argüello defendió el texto aprobado que recoge en “un único documento la normativa canónica dispersa en varios documentos”. Su implantación permitirá “una mayor coordinación y rapidez” para afrontar este tipo de caso, además de garantizar los derechos de todas las partes al clarificar aspectos que antes se interpretaban por analogía jurídica, especificó el secretario general de los obispos españoles.

El citado decreto incorpora las modificaciones que la Santa Sede introdujo sobre esta materia en el libro VI del Código de Derecho Canónico, presentado el pasado 1 de junio de este año. El decreto general entrará en vigor en el momento en que reciba la recognitio de la Santa Sede.

Invitación al papa Francisco

Por otro lado, el acto de ayer permitió al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, invitar de nuevo al papa Francisco a visitar la capital gallega con motivo del Año Santo extraordinario 2021-2022, según informó la agencia Efe.

Recordó al embajador de la Santa Sede en España, Bernardito Auza, que los dos anteriores pontífices, Juan Pablo II y Benedicto XVI, visitaron Santiago en los años santos de 1982 y 2010.