La sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo condenó a 25 años y tres meses de cárcel a un hombre que obligaba a su pareja a prostituirse, la violaba y la maltrataba, según informó el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). El tribunal lo considera autor de delitos de explotación sexual, amenazas condicionales, agresión sexual continuada y maltrato habitual en el ámbito familiar.

Además de la pena de prisión, le impone la prohibición de aproximarse y comunicarse con la víctima durante 36 años; once años de privación del derecho a la tenencia y porte de armas; y 13 años de libertad vigilada.

Los magistrados también condenaron a un año de prisión a otro acusado, pues consideran probado que ambos, uno como autor directo y el otro como cómplice, obligaban a prostituirse a la víctima.