La Xunta no baraja pedir el aval judicial para volver a aplicar el toque de queda, como quiere hacer Cataluña con el propósito de frenar por esa vía el avance de la pandemia del COVID-19 impulsado por la variante ómicron. No es una de las líneas que esté "encima de la mesa", ha asegurado este martes a la prensa el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, en una comparecencia en el Concello de Ourense.

El representante autonómico, como había hecho apenas un día antes el presidente Alberto Núñez Feijóo, ha abogado por reforzar el uso de la mascarilla y por esforzarse en el proceso de vacunación, aparte de reclamar un documento que "se pueda estudiar y consensuar" y que a su juicio debería salir de la reunión de la Comisión de Salud Pública de esta jornada.

Por lo demás, hasta que finalice la Conferencia de Presidentes, convocada para la primera hora de la tarde de este miércoles, no ve "oportuno" Comesaña avanzar medidas ni "por supuesto" pronunciarse acerca de las planteadas por otras comunidades autónomas, que "tienen su derecho" a trasladarlas antes de esa decisiva cita.

"Pero creemos -en el caso de Galicia- que es más oportuno hacerlo después", ha subrayado el conselleiro.

Comesaña ha mostrado su alegría por la contención de la sexta ola en Ourense, una noticia "positiva", pero ha recordado, con todo, que en el territorio gallego, en términos generales, "el crecimiento no ha parado".