El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha avalado el toque de queda nocturno y la limitación de reuniones a un máximo de diez personas, como le solicitó la Generalitat para atajar los contagios en la sexta ola del coronavirus. En su resolución, la sala contenciosa del alto tribunal catalán autoriza para los próximos 14 días que la Generalitat aplique un toque de queda entre la 1 y las 6 de la madrugada en poblaciones de más de 10.000 habitantes y con una incidencia acumulada de más de 250 casos por cada 100.000 habitantes, lo que afectará a unas 126 localidades catalanas, entre ellas Barcelona y las demás capitales de provincia.

El TSJC, que ha avalado las restricciones en contra del criterio de la Fiscalía, limita así también las reuniones a un máximo de diez personas, tanto en el ámbito público y privado, excepto en los núcleos de convivencia, manifestaciones y actos políticos, y valida el 70% del aforo en actos religiosos y ceremonias civiles.