Tras las festividades navideñas la transmisión del coronavirus sigue al alza con 292.394 contagios notificados durante el fin de semana y un aumento de la incidencia de 267 puntos, hasta los 2.989 casos, cifras que continúan empujando la presión hospitalaria en planta (13,4%) y en las UCI (23,5%), muy tensionadas en algunas comunidades por los ingresos COVID.

Los datos del Ministerio de Sanidad indican que se superan ya los 90.000 fallecidos certificados por prueba, tras consignarse 202 muertes más (373 en la última semana). En total hay 16.496 ingresados en toda España, 2.200 en las UCI, dato muy por encima de los 10.000 pacientes en los hospitales en los picos de la cuarta y quinta oleada.

Los datos ya comienzan a recoger el impacto que las reuniones y la movilidad han tenido durante las festividades en esta sexta ola, que aún no ha tocado techo.

Sanidad confirma que la variante ómicron predomina en España, con porcentajes de entre el 48,7% y el 90,9%, según los muestreos aleatorios de trece comunidades autónomas.

En Cataluña la ocupación de las UCI alcanza el 43,9%, mientras que en País Vasco, el segundo territorio con mayor tasa, llega al 35,5%. Con una alta presión se encuentran también Castilla y León (28,1%), Aragón (28,6%), Madrid (26,8%) y la Comunidad Valenciana (26,9%). Galicia está en el 6,41%, el porcentaje más bajo.

En planta, las que mayor porcentaje de ocupación registran son Madrid (19,2%), País Vasco (19,4%), Aragón (19,9%), La Rioja (19,7%) y Cataluña (15,1%). Galicia tiene el 5,56%, también el índice más reducido.