La Fiscalía Superior de la Región de Murcia ha abierto una investigación sobre una posible “manipulación de las listas de espera” del servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital de la Arrixaca, que habría dado lugar a la muerte de decenas de pacientes. Según se recoge en la denuncia, en la que se incluye información sobre una treintena de casos, los fallecidos quedaron relegados a la hora de entrar en el quirófano, mientras que eran intervenidas personas que llevaban menos tiempo en la lista de espera y presentaban patologías con idéntica gravedad o incluso menor en algunos de los casos.

La denuncia por los delitos de prevaricación, homicidio por imprudencia y malversación de caudales públicos fue presentada por dos cirujanos del centro hospitalario ante la Fiscalía contra la Corrupción de Madrid, que la remitió a mediados del pasado mes de diciembre a la Fiscalía de Murcia. Las acusaciones están dirigidas contra el actual consejero de Salud, Juan José Pedreño, su antecesor, Manuel Villegas, que abandonó su cargo hace casi un año; el director gerente del Servicio Murciano de Salud, Francisco José Ponce, su predecesor, Asensio López, y dos responsables del hospital.