Los nuevos contagios de COVID en Galicia cayeron un 45% en cuatro días, pasando de los 8.615 del sábado a los 4.717 notificados ayer. Desde el día 15, las nuevas infecciones han ido a la baja, un dato que evidencia que ya estamos ante el pico de la sexta ola, tal y como había pronosticado el Sergas.

Los 4.717 nuevos infectados de ayer son 200 menos que el día anterior y casi la mitad menos que los del sábado. Por el momento, no se ha ralentizado el crecimiento de los casos activos de COVID en la comunidad. Son 73.688, 1.115 más que en la jornada anterior. ¿Por qué? Porque hubo más nuevos contagios que altas, que fueron 3.593.

La incidencia de la pandemia también sigue a la baja. Pasa en 24 horas de 3.464 casos por cada cien mil habitantes en los últimos catorce días a 3.426, ayer. A siete días también desciende y pasa de 1.628 a 1.518. Cuando este último dato es mayor que la mitad de la incidencia a 14 se considera que la propagación del virus está en crecimiento, cuando se queda por debajo de esta mitad, como es el caso, el pronóstico es que se ralentizará. Galicia entró el lunes en ese segundo escenario por primera vez desde noviembre.

El Ministerio de Sanidad también ofrece la incidencia a catorce días de la enfermedad por franjas de edad y evidencia que son los jóvenes de 20 a 29 años los que más se contagian en la comunidad (6.017 casos por cada cien mil), seguidos de los jóvenes de 12 a 19 años (5.753) y los treintañeros (5.367).