El comité clínico abordará el martes el protocolo frente al COVID para Carnaval en Galicia

Una persona disfrazada en el parque de Santa Margarita, en A Coruña, durante el carnaval de 2021.

Una persona disfrazada en el parque de Santa Margarita, en A Coruña, durante el carnaval de 2021. / VICTOR ECHAVE

EP

El comité clínico se reunirá previsiblemente el próximo martes, 25 de enero, para abordar el protocolo frente al COVID de cara a la celebración del Carnaval en Galicia en el contexto de pandemia, así como el límite de personas en las comidas con motivo de estas fiestas para "reducir su impacto" en los contagios. Galicia registra en la actualidad más de 78.000 casos activos de infección por el coronavirus SARS-CoV-2 con 560 pacientes hospitalizados con COVID, 53 de ellos en UCI.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, lo ha anunciado este viernes durante una visita al Hospital comarcal de Valdeorras. "Tenemos un borrador de ese protocolo, que trasladaremos en el próximo comité clínico para aprobación si es el caso", ha afirmado. García Comesaña ha incidido en que ultiman este protocolo porque, "aunque el carnaval queda lejos", ha matizado, "especialmente en la provincia de Ourense desde el 7 de febrero ya empieza a haber algún tipo de actuación". Por ello, ha asegurado que "la idea es que para ese día esté disponible".

Según ha avanzado, "es un protocolo que incide, sobre todo, en el uso de los espacios exteriores, en la distancia, la mascarilla..." y que, ha abundado, "regula de modo específico las características de estas fiestas tan populares en la provincia de Ourense". "La idea es que en la reunión del comité clínico del próximo martes sea aprobado y difundido", ha sostenido.

COMIDAS

En relación a la limitación de personas en las comidas tradicionales con motivo del Carnaval, el titular de Sanidade ha recordado que en la actualidad el número que se recomienda se sitúa en 10 y ahora valorarán si se mantiene o reduce. En este sentido, ha resaltado que se trata de una medida para "intentar reducir la concentración de personas en un entorno tan arriesgado como es el de la comida", donde se quita la mascarilla, con el fin de "tratar de reducir el impacto". "No hablamos de eliminarlas, pero sí reducir el número para disminuir la probabilidad de contagio en esos eventos", ha concluido.