Galicia levanta el toque de queda y vuelve a las medidas prenavideñas

La hostelería y el ocio nocturno recuperan sus horarios | Se mantiene el certificado COVID, que será necesario en los eventos masivos del Carnaval

Un cliente, en la barra de una cervecería en A Coruña.

Un cliente, en la barra de una cervecería en A Coruña. / Carlos Pardellas

Alberto Leyenda

Se acaba el veto a las reuniones entre no convivientes de madrugada en Galicia y la hostelería y las discotecas recuperarán los horarios anteriores a fin de año. El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha anunciado esta mañana el marco normativo anti-COVID que regirá en la comunidad a partir de las 00:00 de este sábado, 29 de enero, cuando decaigan las restricciones vigentes. El resumen es que se vuelve al escenario anterior al 28 de diciembre, cuando se endurecieron las limitaciones para tratar de disminuir la interacción social, en un contexto de explosión de contagios a causa de la variante ómicron. Se mantiene la obligatoriedad del certificado COVID para acceder a la hostelería a cualquier hora, una medida "útil, sobre todo," para impulsar la vacunación. "Hubo más de 5.200 primeras dosis en las últimas semanas", ha afirmado.

García Comesaña, que ha aprovechado para anunciar que la Xunta defiende ahora reducir el aislamiento a cinco días, ha explicado que se acaba la prohibición a las reuniones de no convivientes durante la madrugada, tanto espacios públicos como privados, lo que la Xunta definió como "toque de no queda".

En la hostelería, bares, restaurantes y cafeterías recuperan sus horarios y podrán abrir hasta la 1:00 durante la semana y hasta la 1:30 durante el fin de semana. Por su parte, pubs y discotecas también vuelven a sus horarios, con el cierre estipulado a las 4:00 entre semana y a las 5:00 los fines de semana. Reabren, además, las barras de los bares, mientras que en las mesas se podrán juntar un máximo de ocho personas en el interior y de 15 en el exterior.

Pedro Rascado: "Eliminar las restricciones no significa eliminar el virus. Hay que seguir manteniendo las medidas básicas para controlar la trasmisión"

También se podrán volver a realizar de pie los cócteles y los conciertos y demás espectáculos.

"Eliminar las restricciones no significa eliminar el virus. Hay que seguir manteniendo las medidas básicas para controlar la trasmisión", ha apuntado en la rueda de prensa el doctor Pedro Rascado, miembro del comité clínico. Ha recalcado, en este sentido, en la importancia de las medidas ya conocidas: "Evitamos la enfermedad grave con las vacunas, evitamos la transmisión con las mascarillas, y podremos hacer una vida más normal".

El conselleiro ha ofrecido también unas pinceladas sobre el protocolo para el carnaval. La aplicación de las medidas recae sobre los concellos, que en los actos en la calle deberán asegurarse que se mantiene la distancia de seguridad y se utiliza de manera correcta la mascarilla. Para los espectáculos más grandes (200 espectadores en interiores y 500 en exteriores), los municipios deberán acotar espacios en los que se pueda controlar el acceso y que todos los participantes cuenten con el certificado COVID. Además, se prohíbe fumar, sea tabaco o cigarrillos electrónicos.

En directo