La Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) han eliminado la recomendación del uso obligatorio de mascarillas en aeropuertos y a bordo de un vuelo, al tiempo que han señalado que la mascarilla es una de las mejores protecciones contra la transmisión de COVID-19.

Así lo han estipulado tras la actualización de las medidas de seguridad sanitaria para los viajes aéreos. “A partir de la próxima semana, las mascarillas ya no tendrán que ser obligatorias en los viajes aéreos en todos los casos, alineándose ampliamente con los requisitos cambiantes de las autoridades nacionales de toda Europa para el transporte público. Para pasajeros y tripulaciones aéreas , este es un gran paso adelante en la normalización de los viajes aéreos. Sin embargo, los pasajeros deben comportarse de manera responsable y respetar las elecciones de los demás a su alrededor. Y un pasajero que está tosiendo y estornudando debería considerar seriamente usar una máscara facial, para tranquilidad de los que están sentados cerca”, aseguró el director ejecutivo de EASA, Patrick Ky.

Las nuevas recomendaciones sobre el uso de mascarillas entrarán en vigor a partir del 16 de mayo de 2022. Sin embargo, las reglas para las mascarillas en particular seguirán variando según la aerolínea más allá de esa fecha. Por ejemplo, los vuelos hacia o desde un destino donde todavía se requiere el uso de mascarillas en el transporte público (como es el caso de España) deben seguir fomentando el uso de mascarillas, según las recomendaciones. “Un pasajero que está tosiendo y estornudando debería considerar seriamente usar una máscara facial”, apuntó Patrick Ky.