Kiosco

La Opinión de A Coruña

Las víctimas de maltrato machista casi cuadruplican a las de violencia doméstica

La estadística del INE evidencia que la magnitud de la violencia que padecen las mujeres a manos de sus parejas o exparejas es bastante superior a la que se da en el ámbito familiar

Varias mujeres dejan las huellas de sus pies teñidos de rojo en la manifestación con motivo del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres. | // EDUARDO ABAD/EFE

La violencia tiene género y así lo corrobora el Instituto Nacional de Estadística, cuyos datos constatan que las víctimas de violencia de género casi cuadruplican a las de violencia doméstica y que, en esta última, el 61% de las personas afectadas también son mujeres mientras que el 72% de los agresores son hombres. La estadística de violencia doméstica y de género del Instituto Nacional de Estadística (INE) pone de manifiesto que la magnitud de la violencia que padecen las mujeres a manos de sus parejas o exparejas es bastante superior a la violencia que se da en el ámbito familiar: no solo hay 3,6 veces más víctimas de la violencia machista, sino que las condenas por este maltrato a las mujeres son cinco veces más numerosas que las de violencia doméstica.

Frente a 36.905 hombres condenados en 2021 tanto por violencia de género (33.068) como por doméstica (3.837), 2.760 mujeres fueron declaradas culpables de violencia doméstica, un 7% del total de agresores, que contrasta con el 93% de condenados varones. El número de hombres condenados por violencia de género multiplica por 12 a las mujeres condenadas por violencia doméstica o familiar.

Unos datos que desmontan a los negacionistas de la violencia machista, que quieren integrar y diluir la violencia de género en el concepto difuso de la violencia intrafamiliar, que repiten hasta la saciedad que la violencia no tiene género y que quieren acabar con la legislación específica que permite combatir la violencia estructural machista. Un discurso asumido y defendido por Vox, que le ha arrancado al PP en Castilla y León el compromiso de desarrollar una ley de violencia intrafamiliar y quiere derogar la ley 1/2004 contra la violencia de género.

El INE define la violencia de género como todo acto de violencia de un hombre contra su pareja o expareja mujer, mientras que la doméstica es cualquier acto de violencia física o psicológica ejercido tanto por un hombre como por una mujer sobre familiares (padres y madres, hijos, nietos, sobrinos, tíos, maridos, abuelos,...) a excepción de los casos de violencia de género.

La tasa de víctimas de violencia de género es de 1,4 por cada mil mujeres mayores de 14 años, mientras que en violencia doméstica es de 0,21 víctimas femeninas por cada mil mujeres y de 0,14 víctimas masculinas por cada mil hombres. Sin duda, ambos fenómenos son graves y ambos reciben castigo en el Código Penal, pero la magnitud y particularidades de la violencia contra las mujeres exige una respuesta específica. El Estado desarrolló una para combatir el terrorismo de ETA, que mató a 863 personas en 40 años. En la mitad de tiempo, en 19 años, 1.143 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en España.

Solo en 2021, el INE contabilizó 30.141 víctimas de violencia de género, mujeres afectadas por asuntos con órdenes de protección o medidas cautelares dictadas y ya inscritas en el Registro Central para la Protección de las Víctimas de Violencia Doméstica y de Género del Ministerio de Justicia. Son un 3,2% más que en 2020. En ese tiempo, 30.047 hombres fueron denunciados por maltrato machista en asuntos con órdenes de protección o medidas cautelares dictadas, un 3,1 % más que en 2020, año del confinamiento domiciliario por la pandemia.

La edad media de los agresores es de 39,7 años y el 63% son españoles. En los datos del INE se aprecian importantes incrementos de víctimas menores de edad (un 28,6% más) y de los agresores con menos de 18 años (un 70,8% más). En 2021 se dictaron además 33.068 sentencias condenatorias firmes a maltratadores, un 30% más que en 2020. Esta cifra es cinco veces superior a las condenas por violencia doméstica o familiar (6.597, siendo los condenados 3.837 hombres y 2.760 mujeres).

La estadística publicada este martes evidencia que las mujeres también son víctimas en el contexto de la violencia familiar, no solo en la ejercida por la pareja o la expareja. De las 8.240 víctimas de la violencia doméstica contabilizadas en 2021, el 61,4% fueron mujeres (5.058) frente a un 38,6 % de hombres. También los menores son gravemente afectados por este maltrato, casi una de cada tres víctimas (2.694 niños y niñas, un 31,6% del total).

En España, tres de cada cuatro casos de violencia familiar tiene como víctima a una mujer, a un niño o a una niña. En siete de cada diez casos, su agresor es un hombre. Ocho de cada diez víctimas son españolas. De las 5.288 personas denunciadas en 2021 por maltrato en el entorno familiar, 5.288, el 72,5% son varones y el 27,5%, mujeres (3.834 frente a 1.454). La tasa de denunciados por cada mil ciudadanos es de 0,19 y de 0,07 por cada mil ciudadanas.

Los casos más frecuentes son la violencia contra los hijos e hijas (34,8%) y contra padre o madre (33,6%). La edad media del agresor es de 37,6 años).

Compartir el artículo

stats