Galicia ha detectado este fin de semana 1.190 contagios de COVID-19 y registra 641 pacientes ingresados --31 más que el viernes--, de los que 20 están en cuidados intensivos --dos menos--, mientras que los casos activos descienden hasta los 10.066 (-540).

Así figura en la actualización de la situación sanitaria asociada a la pandemia que la Consellería de Sanidade ha hecho pública este lunes, con datos recogidos hasta las 18,00 horas del domingo. En el parte se incluye, además, la muerte de tres personas con COVID-19.

Con ello, los datos a última hora del domingo indican un importante descenso de los casos activos, hasta los 10.066, lo que supone 1.540 casos menos que los registrados a las 18,00 horas del pasado viernes.

Por el contrario, vuelve a repuntar la presión hospitalaria, con 31 pacientes más, hasta los 641, y baja la UCI, con dos pacientes menos, hasta los 20.

El área que registra más ingresados es la de A Coruña-Cee, con 161 hospitalizados --16 más que el viernes-- y nueve en la UCI --uno más--; seguida de la de Santiago-Barbanza, con 107 hospitalizados --cuatro más-- y cuatro en la UCI.

Por su parte, el incremento de hospitalizados más importante es la del área de Ourense, donde aumentan en 17 los ingresados, hasta 95, y hay una persona en la UCI. El área de Ferrol, con 47 hospitalizados y un paciente en cuidados intensivos registra las mismas cifras que el viernes.

El resto de áreas sanitarias, por su parte, detecta un descenso en la cifra de pacientes ingresados: En Vigo hay 96 hospitalizados --dos menos-- y 3 en UCI --uno menos--; en Pontevedra 67 en centros hospitalarios --uno menos-- y uno en UCI --uno menos-- y en Lugo 48 en hospital --uno menos-- y uno en cuidados intensivos.

DESCENSO DE CASOS ACTIVOS

Por otra parte, Galicia registra 1.540 casos activos de covid-19 menos que el viernes, hasta los 10.066, con lo que Galicia acumula ya tres partes de la consellería con una disminución en este índice.

El descenso es generalizado en todas las áreas sanitarias. El más importante es el de A Coruña, que registra 869 casos activos menos que el viernes y baja a 2.197, seguida de Vigo --314 menos--, Santiago --245 menos--, Lugo --237 menos--, Ourense --235 menos--, Pontevedra --134 menos-- y Ferrol, donde descienden en 128.

Con ello, el área con más infecciones es A Coruña, con 2.197; seguida de Vigo, con 1.844; Santiago, con 1.665; Ourense, con 1.328; Lugo, con 1.151, y Pontevedra, con 1.138. El área de Ferrol es la única con menos de 1.000 casos activos, un total de 731.

CONTAGIOS

Desde el viernes, Galicia registró 1.190 contagios de COVID-19, de los que 495 fueron positivos por PCR en las últimas 24 horas. Cabe destacar que, con el nuevo protocolo, ya no se contabilizan los autotest positivos y no se hacen pruebas de diagnóstico a población en general, salvo a la vulnerable. El lunes pasado se habían detectado 1.243 positivos, con lo que la tendencia es descendente.

De forma global, los contagiados en Galicia ascienden a 611.015 desde el inicio de la pandemia, de los que 138.216 son del área de Vigo, 126.519 de A Coruña, 96.938 de Santiago, 74.261 de Ourense, 69.836 de Pontevedra, 67.139 de Lugo y 37.228 del área de Ferrol.

Durante el fin de semana se hicieron en Galicia 2.975 pruebas PCR, con lo que el total desde el inicio de la pandemia se sitúa en 3.892.473. Por su parte, se realizaron 2.463 test de antígenos, elevando el total a 1.749.884.

En cuanto a la tasa de positividad --número de PCR positivas por cada 100 realizadas--, se situó el domingo en el 29,84%, frente al 39,8% del sábado, el 38,7% del viernes y el 28,24% del jueves.

FALLECIDOS Y CURADOS

Las víctimas de la pandemia de COVID-19 en Galicia se sitúan en los 3.477, tras notificar la Consellería de Sanidade tres nuevos fallecimientos desde el viernes.

En concreto, se ha informado del fallecimiento de un hombre de 86 años en el área sanitaria de A Coruña, ocurrido el pasado viernes; así como la muerte de dos personas el sábado, un hombre de 94 años del área de Pontevedra y otro de 77 del área de Ourense.

Por su parte, 597.539 personas se han curado de esta dolencia desde el inicio de la crisis sanitaria, tras recibir el alta desde el viernes 2.727 personas más.