El cáncer de cérvix es una de las principales causas de cáncer entre mujeres en todo el mundo, pero es una de las neoplasias malignas que se pueden controlar más eficazmente. Así lo señala el Sergas y de ahí que se inicie el despliegue del cribado para esta patología a toda Galicia, con la perspectiva de culminar en 2023 la implantación con la incorporación de Vigo, Ourense, Santiago y A Coruña.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, avanzó ayer las fechas y el gerente del Sergas, José Flores, destacó cómo en solo cuatro años en Galicia se diagnosticaron más de medio millar de estos cánceres, tras los que se encuentra sobre todo el virus del papiloma humano, que es el que se busca en una primera prueba.

En el piloto realizado en Lugo, en el que participaron tres mil mujeres de 35 a 65 años, un poco menos de la mitad de las convocadas, se detectaron dos cánceres y un 4,4% fueron positivas en el virus y tuvieron que hacerse una citología. El Sergas calcula unas 621.000 potenciales beneficiarias de este cribado en Galicia.