Kiosco

La Opinión de A Coruña

Obama: “La cuestión es si estaremos cómodos en un coche con un volante que gira solo”

El expresidente de EEUU ofrece una conferencia en Málaga sobre cambio climático, tecnología, inteligencia artificial y los retos de los próximos años

Barack Obama, ayer durante su charla en Málaga. | // L.O.

El principal revulsivo de la primera jornada de la Digital Enterprise Show (DES), que se inició ayer en Málaga, fue la presencia del expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que ofreció una conferencia exclusiva denominada A conversation with Barack Obama, por la que se tuvieron que pagar cerca de 2.000 euros para poder acceder. En su participación en la feria internacional que reúne a las principales empresas tecnológicas del mundo y que, por primera vez desde su fundación en 2016, se celebra fuera de Madrid, Obama ha resumido el reto de la transición tecnológica como una cuestión de adaptación de la sociedad humana a las nuevas posibilidades que ofrece la inteligencia artificial, el blockchain o el metaverso. “El asunto es si nos vamos a sentir psicológicamente cómodos si nos sentamos en un coche en el que el volante gira solo. Este es un desafío al que nos tenemos que enfrentar”.

A pesar del coste de las entradas, un millar de asistentes han participado en la charla, aunque una parte importante ha correspondido a autoridades invitadas y la prensa, que tenían prohibido hacer fotografías o grabaciones durante la conferencia. Obama ha inaugurado su ponencia con un piropo a la cultura española, que ha definido como “única y acogedora” y ha hablado de cambio climático, tecnología, inteligencia artificial y los retos a los que habrá que afrontar en los próximos años, recalcando que hay una “gran oportunidad” en las nuevas tecnologías.

“Tenemos los smartphones solo desde hace 12 años y es impresionante, todos tenemos uno y el avance tecnológico ahora está muy rápido. Hemos visto cambios tecnológicos enormes en el pasado, pero no tan amplios, tan mundial”, ha señalado. Preguntado por cómo el entorno europeo puede avanzar hacia el ecosistema innovador de Silicon Valley, Obama ha explicado que la cultura americana se caracteriza por el poco miedo al fracaso y aceptar riesgos para conseguir objetivos. Ha confesado que él mismo “aprende más” de los fallos que del éxito. “Estar preocupado por el fallo es algo natural en el ser humano pero no puedes crear un comercio. Lo que hay que hacer es que si alguien lo intenta, que su fracaso no lo arruine”.

Obama ha resumido el reto de la transición tecnológica como una cuestión de adaptación de la sociedad humana a las nuevas opciones que ofrece la inteligencia artificial, el blockchain o el metaverso, dejando caer incluso la posibilidad de que la jornada laboral se acabe reduciendo de las 40 horas semanales a 35.

Compartir el artículo

stats