Kiosco

La Opinión de A Coruña

"El mejor verano de nuestras vidas”

Cinco de las seis mejores notas de la Abau en Galicia son de chicas, dos de ellas de A Coruña

Lucía Blanco y Nuria Yanyuan Roca, las mejores de la Abau en A Coruña. | // Víctor Echave

Tienen 18 años y el mundo en sus manos. Viven esa etapa bautizada en EEUU como coming of age, término que ha dado lugar incluso a un género cinematográfico: ese tránsito dorado del último año de instituto al primero de la universidad. O quizás el último gran verano. Los protagonistas de este reportaje han sacado las seis mejores notas de Galicia en la parte obligatoria de la Abau. Cinco de ellas son chicas, dos de la ciudad de A Coruña. Atrás quedan, temporalmente, las últimas semanas de estudios. Y por delante viajes, amigos y la nueva vida en el campus. Julio Raposo, Sara López, Nuria Yanyuan Roca, Enma Fernández, Lucía Blanco y Marla Castelao forman este sexteto de notazas. Y Enma expresa la sensación general: “Será el mejor verano de nuestras vidas”.

Sara López Expósito, del IES Saturnino Montojo de Ferrol // La Opinión

Sara López Expósito, del IES Saturnino Montojo de Ferrol // La Opinión patricia hermida

Con un 10 en la parte obligatoria de la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad se alzó Julio Raposo Bouzas, del colegio Manuel Peleteiro (Santiago de Compostela) que estudiará Medicina. En segundo lugar, lograron un 9,8 tanto Nuria Yanyuan Roca Barros (IES Eusebio da Guarda, A Coruña) como Sara López Expósito (IES Saturnino Montojo, Ferrol). Ambas obtuvieron un 9,92 en la llamada media de Abau (entre esas pruebas obligatorias y el Bachillerato). Nuria salió contenta de los exámenes, pero con dudas en Lengua. Y ahora “podré estudiar lo que quería, Derecho en Santiago”. En su caso, “empecé a estudiar dos semanas antes pero fui constante, dedicaba las mañanas a la carga teórica y la tarde a la más práctica como Matemáticas y Economía”.

Enma Fernández, de Nosa Señora dos Ollos Grandes (Lugo)   | // LA OPINIÓN

Enma Fernández, de Nosa Señora dos Ollos Grandes (Lugo) | // LA OPINIÓN patricia hermida

Aunque a Nuria le interesaron las leyes desde la ESO “en los últimos años me debatía entre Psicología y Derecho”. Ganó la última, “porque me gusta el mundo jurídico y tiene bastantes salidas”. Sobre todo se le han dado bien Historia, Filosofía y Economía. La misma nota tanto en la parte obligatoria de la Abau como en la media con el Bachillerato ha logrado la ferrolana Sara López Expósito, que este viernes lo celebraba en la excusión de fin de curso con sus compañeros en Mallorca. Junto con la parte opcional saca un 13,92: “Nunca te esperas una nota tan alta, sí buenos resultados porque han sido dos años intensos y estudiando mucho”. Recalca que en la Abau “los exámenes son similares al resto de curso, estamos muy entrenados”. Entrará en Medicina (Santiago), con intención de “especializarme en Oncología y la rama de Genética”.

La familia de Sara se encuentra “muy contenta y orgullosa, y el mérito también ha sido de ellos porque se han sacrificado todo el año para que yo me centre, con comidas, horarios, dando apoyo verbal”. Los alumnos del Saturnino Montojo se enteraron de las notas de la Abau “en el aeropuerto camino de Mallorca, con muy buenos resultados”.

Para la foto principal que acompaña a este reportaje, las dos estudiantes de A Coruña quedan en la plaza de Pontevedra. Nuria Yanyuan Roca coincide allí con Lucía Blanco Moreira (CPR Santa María del Mar). Su nota en la parte obligatoria es de 9,75, con media junto a Bachillerato (o nota Abau) que sube a 9,9. Confiesa que “no llegué muy tranquila a los exámenes, pensaba que Galego me había salido mal pero saqué más nota de lo esperado... y en Matemáticas un 10”. Junto a la parte optativa sube al 13,85 y hará Veterinaria en Lugo. “Más tarde quiero hacer Biología para especializarme en Zoología”.

Aquí Lucía cuenta su auténtica pasión. “Me interesan mucho los animales salvajes, también los domésticos pero tiro más por la conservación de la fauna y en especial de los felinos”, explica. Presume de gatos en casa, uno de los cuales protagoniza su foto de perfil en WhatsApp. Y ha escrito a la ONG Pantera de conservación de felinos, con la intención de colaborar con ellos.

En cuanto a su rutina de estudio, “obviamente le dediqué mucho tiempo en las últimas dos semanas, pero mi colegio es bastante exigente y ya te enseña a trabajar en el día a día”. Así, “obtienes más práctica para pruebas como Matemáticas, a las que llegas súper bien preparada”. Ahora el verano lo dedicará a descansar, aunque ya ahora tiene el examen de inglés de Cambridge.

También un 9,75 en la parte obligatoria sacó Enma Fernández Iglesias (Nosa Señora dos Ollos Grandes, Lugo), que subió a 9,9 con Bachillerato y 13,75 con las optativas. Hará el doble grado de “Maxisterio Infantil e Primaria, en Santiago”. Su preparación fue muy tranquila y sacó “más nota de lo esperado”. En su instituto “todas las matrículas de honor fueron para niñas”. Este viernes lo celebraba en una casa rural. Y ahora le aguarda el mejor verano: viaje a Italia con sus padres e Interrail con amigos. “Ámsterdam, Praga, Viena, Berlín y vuelo a Londres”, avanza.

Las carreras con mayor corte de entrada

Las mejores notas en la parte obligatoria de la ABAU en Galicia son las siguientes: Julio Raposo Bouzas un 10 (Manuel Peleitero, Santiago), Nuria Yanyuan Roca Barros y Sara López Expósito con un 9,8 (desde el IES Eusebio da Guarda en A Coruña y el IES Saturnino Montojo de Ferrol, respectivamente). El resto de la lista sacaron un 9,75 en esa parte obligatoria de la Abau: Lucía Blanco Moreira del CPR Santa María del Mar (A Coruña), Enma Fernández Iglesias (Nosa Señora dos Ollos Grandes, A Coruña) y Marla Castelao Gago (CPR Alca, Ames).

Las notas de corte más altas las tienen los dobles grados en Matemáticas y Física (13,600) y en Ingeniería Informática y Matemáticas (13,510), ambos por la USC. También tienen notas de corte altas Medicina (12,925) y el doble grado en Educación Infantil y Primaria (12,708).

Con su 10 en la obligatoria de la Abau, Julio Raposo estudiará Medicina en la USC: “Me motiva la Neurología porque hay partes del cerebro aún por descubrir”. Asegura que estudió tres horas al día y no cree en los “consejos milagro”.

Compartir el artículo

stats