El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, admitió ayer que, “por supuesto”, durante la temporada estival “vendrán momentos de tensión” en la Atención Primaria. “Ahora que viene el verano vendrán momentos de tensión, por supuesto”, señaló Rueda, durante la sesión de control en el Parlamento gallego. Según el mandatario gallego, el problema en la Atención Primaria es “endémico y no solo de ahora, sino de antes, y no solo de aquí, sino de otros territorios”, aunque insistió en que el Gobierno gallego ya trabaja para paliar los efectos en la medida de lo posible y ha preparado planes de contingencia “específicos” para cada área sanitaria.

Frente a las críticas del PSdeG y del BNG por el colapso sanitario, sobre todo, en la Atención Sanitaria, Rueda reiteró que “como todos los veranos, será una época complicada”, pero aseguró que en el Servizo Galego de Saúde (Sergas) están “preparados” aunque “no ayuda nada la visión catastrofista y ese ejercicio de amnesia” que ejercen los grupos de la oposición.

A este respecto, el presidente de la Xunta recordó a nacionalistas y socialistas que los problemas en este campo ya existían durante la etapa del Gobierno bipartito solo que “por lo menos” el jefe del Ejecutivo por aquel entonces, Emilio Pérez Touriño, “tenía la valentía de reconocer que faltan médicos”. Rueda aprovechó, así, para cargar contra las “trabas absurdas que pone el Ministerio de Sanidad” para la contratación de facultativos mientras que la oposición únicamente carga “de reproches y obligaciones” al Gobierno gallego pero “no son capaces de levantar la voz” ante el Ejecutivo central. Esa “docilidad política no ayuda nada, igual les viene bien como grupo, pero ni cura enfermos, ni ayuda a la sanidad pública”, reprochó el mandatario gallego.

Sin embargo, los portavoces de la oposición, Ana Pontón (BNG) y Luis Álvarez (PSdeG) reiteraron que la situación de colapso en la sanidad gallega es “estructural” por la deriva de recortes aplicados desde la Xunta.

Pontón emplazó al presidente gallego a poner soluciones a un problema que hasta él mismo reconoce. “Pruebe a invertir más en sanidad y verá que los problemas son menores”, sentenció la nacionalista que urge un plan de choque de 200 millones de euros para la Atención Primaria.

Por su parte, el portavoz parlamentario del PSdeG, Luis Álvarez, insistió en que las dificultades en el sistema sanitario se deben a “las condiciones laborales” de los profesionales ya que el Sergas necesita ampliar su plantilla. La solución, advirtió, no es “pagar más por sustituciones en verano” ya que esa es una medida “parche que como una manta corta, si tapas por un lado, destapas por otro” por lo que, afirmó, hay que trabajar para convertir los “contratos precarios en contratos fijos” ya que “no podemos permitir que ningún médico más se vaya de Galicia”.

“La única solución es una ampliación de los recursos humanos”, resaltó el diputado del PSdeG, quien cree que hasta que haya más médicos disponibles, los pacientes “no pueden estar tranquilos en verano” porque la administración gallega ha decidido “pagar más por trabajar peor”.

Darias culpa a los “recortes” de la era Rajoy

Al déficit de profesionales en la sanidad pública se refirió, también ayer, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, quien achacó la actual falta de profesionales en el Sistema Nacional de Salud (SNS) a los “recortes” realizados por el Gobierno presidido por Mariano Rajoy. Darias se pronunció así en el pleno del Congreso a una pregunta formulada por la diputada del Grupo Parlamentario Popular Carmen Navarro, quien le cuestionó la forma en que el Ejecutivo va a garantizar la “equidad” en el SNS y le recordó que la Atención Primaria está “al borde del colapso”.

“El gran reto que tiene el SNS es el déficit de médicos. Las comunidades autónomas ante la falta de medidas y de apoyo por parte del Ministerio de Sanidad se ven obligadas a competir entre sí por los médicos de familia. Su MIR ha fracasado porque han quedado 200 plazas sin cubrir de médicos de Atención Primaria y su parche de espaldas a los profesionales no ha funcionado”, reprochó a la ministra la diputada popular, quien además pidió a Darias que “retome” el acuerdo alcanzado en 2018, cuando gobernaba el PP, entre el Gobierno y las comunidades autónomas para que no ocurriese esta falta de profesionales sanitarios, “recupere las reformas de los gobiernos del PP” y revierta los “cambios desastrosos de su sistema MIR”.

La ministra de Sanidad comentó, a este respecto, que el Ejecutivo socialista ha ampliado los derechos, eliminados los copagos del PP y ha revertido los “recortes” en la sanidad pública que realizaron los ‘populares’ cuando gobernaban. “El déficit actual tiene que ver con los recortes en la formación sanitaria especializada que hizo el PP”, aseveró.