La sangre es un elemento único e indispensable que no se fabrica, solo se puede obtener de donaciones voluntarias. Un simple pinchazo, entre 20 y 30 minutos en todo el proceso y 450 mililitros de oro líquido que pueden salvar hasta tres vidas. La Axencia de Doazón de Órganos e Sangue (ADOS) viene alertando, desde hace días, de que las reservas del Servizo Galego de Saúde (Sergas) muestran niveles bajos de varios grupos sanguíneos. En la actualidad, del A positivo y del Cero positivo, según el semáforo de ADOS, que se actualiza cada semana. Ante esta situación, desde la propia Axencia y la Consellería de Sanidade hacen un llamamiento a la población para que acuda a donar a alguna de las unidades móviles que, a diario, se desplazan a diferentes puntos de la geografía gallega para facilitar esa labor. En la ciudad de A Coruña podrán visitarse, durante todo el día de hoy, en el Obelisco y en la plaza Elíptica de Os Rosales.

“La principal causa del descenso de las reservas de sangre son los desplazamientos de la población durante los meses de verano, en los que habitualmente aumenta la actividad asistencial y disminuye la donación. A esto se ha añadido, en los últimos días, la ola de calor, no siendo la situación más idónea para acudir a donar sangre, aunque nuestras unidades móviles están perfectamente dotadas de aire acondicionado”, refiere el hematólogo Carlos Areal, jefe del área de Sangre, componentes sanguíneos y hemoderivados de la ADOS, quien insiste en que “es habitual” que, en la temporada estival, haya un descenso de las extracciones de sangre que “se intenta compensar con las campañas que se realizan de promoción de la donación y la colaboración de los medios de comunicación”.

“La demanda de sangre aumenta durante los meses de verano porque esos desplazamientos de población conllevan más accidentes de tráfico y, consecuentemente, más intervenciones quirúrgicas y trasplantes de órganos derivados. La actividad asistencial no disminuye, sino que aumenta, porque hay que seguir atendiendo a todos los hospitales de Galicia”, resalta.

“En el momento actual —especifica el doctor Areal— tenemos un nivel bajo de reservas de los grupos A positivo y Cero positivo. Tradicionalmente, en verano, se necesita bastante el Cero negativo, que se usa predominantemente, a nivel de Urgencias, en los pacientes críticos. Días atrás, también estaban bajas las reservas de este grupo, no obstante, ya se han estabilizado. De hecho, estamos en un situación de franca mejoría gracias a la población y a empresas que colaboran con nosotros, como Stellantis de Vigo, donde hemos desarrollado una campaña especial. Estos días se está notando mucho el aumento de las extracciones”, celebra el jefe del área de Sangre, componentes sanguíneos y hemoderivados de la ADOS, quien hace hincapié en que se precisan “entre 400 y 500 donaciones, a diario, para atender la actividad de los hospitales gallegos”.

“No debemos conformarnos con recuperar puntualmente las reservas de sangre. La labor de donación tiene que ser diaria y constante porque la sangre caduca"

Carlos Areal - Hematólogo y jefe del área de Sangre de ADOS

“No debemos conformarnos, por tanto, con recuperar puntualmente las reservas de sangre. Esta labor de donación tiene que ser diaria y constante porque la sangre caduca. Los glóbulos rojos que se obtienen de una unidad de donación tienen una duración de 42 días; las plaquetas, de siete; y el plasma sanguíneo, de dos años. Por eso urge exigir donaciones, diariamente , y de una forma continuada”, señala.

El doctor Areal reivindica, en este punto, el carácter “generoso y solidario” de la población gallega, y lo hace llamando la atención sobre el hecho de que Galicia “roza” el índice de donaciones de sangre recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de 40 por cada mil habitantes. “Nuestra comunidad está en 39,4, y uno de nuestros objetivos fundamentales, este año, es alcanzar ese índice 40 donaciones por cada mil que aconseja la OMS para dar respuesta a las necesidades diarias de los hospitales gallegos. Con esa ilusión trabajamos todos los días”, resalta.

* Los interesados en donar sangre que tengan dudas sobre el proceso y quieran obtener más información, o solicitar cita previa, pueden hacerlo en el teléfono gratuito 900 100 828

Requisitos para donar

Donar sangre exige cumplir una serie de requisitos, que a continuación detalla el hematólogo Carlos Areal, jefe de área de Sangre de ADOS. “Tener entre 18 y 65 años, gozar de buena salud, no padecer ninguna enfermedad infectocontagiosa transmisible en el momento actual o crónicamente y no sufrir dolencias crónicas, obviamente”, apunta el hematólogo, quien especifica que los mayores de 65 años podrán donar “con consentimiento escrito de su médico de familia, una vez al año y hasta los 70, salvo que cambie su estado de salud”.

Por las mañanas conviene donar sangre después de haber desayunado. Esto es muy importante subrayarlo, ya que a veces los ciudadanos piensan en las analíticas de sangre y creen que tienen que ir en ayunas. Sin embargo, tras la comida principal, hay que esperar dos horas para evitar interferencias con la digestión. Hidratarse tras la donación es también fundamental”, señala, y resalta: “La donación tiene un axioma, y es que no debe perjudicar ni al donante ni al receptor, y sobre eso nos movemos para aceptar a los donantes”.