El Ministerio de Sanidad notificó ayer las dos primeras muertes en España por hepatitis de origen desconocido en niños. Según recoge el último informe sobre esta enfermedad vírica, hasta el momento se han detectado 46 casos en el país y al menos tres de estos han tenido que someterse a un trasplante de hígado. Las dos víctimas de esta enfermedad, tal y como recoge el informe, son un niño de 6 años de Murcia y un bebé de 15 meses de Andalucía.

El niño de 6 años inició síntomas el 2 de julio y el 18 fue trasladado a un hospital de Madrid para trasplante en situación grave con un edema cerebral. El trasplante se realizó el 29 de julio y falleció a las 24 horas de ser trasplantado. El otro fallecido es un bebé de 15 meses residente en Andalucía que ingresó a finales de junio con cuadro de gastroenteritis aguda en situación crítica con una encefalopatía y coagulopatía grave. El caso requirió trasplante hepático urgente y también falleció en las siguientes 24 horas.

Hace tan solo unos pocos días, la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó su preocupación por el brote de esta enfermedad de origen desconocido y aseguró que está trabajando “codo a codo” con la comunidad científica y las autoridades sanitarias de los países afectados para comprender la causa de la infección y buscar tratamientos para los niños infectados.

España ya ha detectado 46 casos de esta hepatitis de origen desconocido. Los afectados están en edades comprendidas entre los 0 y 16 años. Cinco de los casos detectados son menores de 1 año, y 3 de ellos, con inicio de síntomas a finales de junio, son dos neonatos de 3 y 5 días (ingresados en UCI) y un niño de 48 días en los que se ha detectado enterovirus, en uno de ellos además adenovirus y en otro SARS-CoV-2. Más del 60% por ciento de los casos detectados hasta la fecha son en niñas, según los últimos datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica que lidera el Ministerio de Sanidad.

Esta hepatitis ya ha sido rastreada en 10 comunidades autónomas. Los análisis sugieren que no hay relación epidemiológica entre ellos. La autonomía con más casos detectados es Madrid, con 15, seguida por Cataluña (9), Galicia (5) y Baleares (4). También se han rastreado casos en Andalucía (3), Aragón (1), Canarias (1), Castilla y León (2), Castilla-La Mancha (3) y Murcia (3). La mayor parte de las detecciones se dieron entre el 7 de marzo y el 1 de mayo, aunque se han podido rastrear casos que iniciaron síntomas desde el 2 de enero y el 2 de julio. Entre los casos de los que se dispone de información sobre los síntomas, los notificados con mayor frecuencia han sido malestar (26 casos; 65%), vómitos (26 casos; 59%), fiebre (23 casos; 58%) y dolor abdominal (21 casos; 50%). Se notificó ictericia en 20 casos (50%), diarrea en 12 casos (29%), síntomas respiratorios en 10 casos (25%) y rash (erupción cutánea) en 9 (23%).

En el Centro Nacional de Microbiología (CNM) del Instituto de Salud Carlos III (Isciii) se han realizados las investigaciones microbiológicas y de metagenómica. A partir de estos análisis se han detectado 7 casos positivos para virus herpes y 10 de los 21 analizados (47,6%) han sido positivos para adenovirus, por lo que sigue siendo el principal sospechoso de estar detrás de estos casos.

Según los análisis realizados hasta la fecha, Sanidad asegura que “hasta el momento, el número de casos de hepatitis de causa desconocida en niños y trasplantes observados en esta alerta se encuentran dentro de los esperados según las estimaciones realizadas con datos de los años previos”.

A nivel internacional, hasta el 28 de julio se han notificado en Europa 507 casos en 21 países, 273 en Reino Unido, Austria (6), Bélgica (14), Bulgaria (1), Chipre (2), Dinamarca (8), Francia (9), Grecia (12), Irlanda (24), Israel (5), Italia (36), Letonia (1), Luxemburgo (1), Países Bajos (15), Noruega (6), Polonia (15), Portugal (20), Moldavia (1), Serbia (1) y Suecia (12).