Kiosco

La Opinión de A Coruña

La nueva gerente del Sergas: “Hay que vertebrar toda la atención en torno a Primaria”

Comesaña justifica enviar a su ‘número dos’ a Pontevedra por la situación “especialmente crítica” que atraviesa esta área sanitaria

López-Pardo toma posesión como gerente del Sergas. // ÓSCAR CORRAL

Estrella López-Pardo tomó posesión ayer como nueva gerente del Sergas en sustitución de José Flores, que abandona el puesto para hacerse cargo del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés. La nueva responsable del servicio público de salud llega con ánimo de darle una vuelta al modelo de atención sanitaria. El déficit de médicos y la sobrecarga de los profesionales está tensionado la sanidad gallega. López-Pardo quiere “transformar los servicios prestados vertebrando toda la atención en torno a Primaria. “Hay que dar más músculo al Sergas”, advirtió.

La falta de médicos y los problemas organizativos son más acuciantes aún en la zona de Pontevedra y O Salnés, donde además el desacuerdo entre el hasta ahora equipo directivo del área sanitaria y los sindicatos había enturbiado todavía más la situación. El gerente de esta área sanitaria presentó su dimisión y la Consellería de Sanidade decidió que José Flores, que dirigía el Sergas desde 2020, le tomara el relevo para encauzar el conflicto.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, niega que los cambios en la cúpula del Sergas obedezcan a “ninguna crisis sanitaria”, aunque reconoció que la situación en Pontevedra es “especialmente crítica” por la falta de especialistas. Por eso justificó enviar a este área sanitaria a su número dos. “Es una apuesta importante, porque supone colocar a una persona valiosísima en la organización para liderar el proyecto pontevedrés”, explicó en la toma de posesión de la nueva gerente del Sergas.

También negó que la dimisión del hasta ahora gerente del área sanitaria José Ramón Gómez responda al conflicto abierto con los sindicatos. “La situación en Pontevedra viene de atrás. Sindicatos y diversos actores hace tiempo que piden cambios en el equipo directivo, pero nosotros tomamos las decisiones atendiendo a todos los argumentarios”, afirmó Comesaña.

De hecho, transmitió su “máximo reconocimiento” a José Ramón Gómez y también ensalzó el trabajo de Flores al frente del Sergas. “Su templanza ha sido una red de seguridad cuando afrontamos picos de ingresados por COVID, con el que conseguimos concebir el servicio como un hospital único”, elogió.

De la nueva gerente del Sergas, el conselleiro puso como “aval” los buenos resultados cosechados al frente de la Dirección Xeral de Planificación y Reforma Sanitaria, desde donde introdujo mejoras en Primaria para paliar el déficit de médicos.

López-Pardo reconoció que la pandemia puso “en evidencia ciertas cosas”, que ahora “hay que mejorar”. “Debemos esforzarnos más que nunca por ejercer un liderazgo de servicio. Son tiempos de hacer equipo”, comentó.

Las organizaciones sindicales que forman parte de la Mesa Sectorial de Sanidade (CCOO, CSIF, Satse, CIG y UGT) acusaron al Sergas de “desleal” por “haberse saltado” los órganos de negociación con los representantes de los trabajadores y no haberlos informado de los cambios orgánicos del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés.

Cada área sanitaria tendrá un médico localizado para cubrir ausencias imprevistas en los PAC

La escasez de facultativos ha provocado ya que algunos PAC se quedaran algún fin de semana sin cobertura médica cuando se produce alguna baja o ausencia imprevista. Por esta razón, la Consellería de Sanidade ha articulado un sistema de guardias de relevo, que consistirán en que en cada área sanitaria habrá un médico localizado los sábados y domingos que esté listo para acudir al servicio de urgencias de Primaria en caso de que falle alguno de los profesionales a los que toca trabajar ese fin de semana. Este sistema ya está en funcionamiento en el área de Vigo y ahora la Consellería de Sanidade quiere extenderlo al resto de Galicia. El Sergas ha publicado ya las instrucciones que regulan el funcionamiento de estas guardias de relevo. Los médicos que estén en expectativa de ser llamados para garantizar las presencias mínimas de facultativos en los PAC cobrarán la mitad de la retribución fijada por guardia presencial. Serán 13,4 euros por hora si es personal de urgencias o12,4 euros si es médico de familia del centro de salud, a lo que habrá que sumar los incrementos por nocturnidad y festividad. Si la guardia pasa de ser localizada a ser física, cobrarán el cien por cien: entre 26,8 y 24,9. Estas guardias localizadas serán voluntarias, aunque “de no existir voluntariedad se organizarán los turnos por la correspondiente área”, dice el Sergas.

Compartir el artículo

stats